Cuando los SMS son el mejor medio de comunicación

moviles-gsm-515x386

Cuando pensamos en telefonía móvil lo primero que nos viene ya a la cabeza es un smartphone en el que utilizar todo tipo de aplicaciones y con el que, al final, lo que casi no hacemos es llamar para hablar con voz. Y de los sms, después de la llegada de Whatsapp o Line, ni nos acordamos.

Sin embargo, eso no es así en todo el mundo. Recientemente he estado en Liberia, donde después de tanto tiempo, volví a leer eso de las redes GSM.

Porque allí, aunque existen compañías que ofrecen servicios de 3G para datos e internet, lo que se usan son teléfonos de esos con pantalla pequeña a un color.

De hecho, nada más llegar al país lo que te recomiendan es que salgas a la calle, busques una gasolinera o vendedor ambulante y compres un terminal con tarjeta local, porque usar el servicio de roaming te costará más casi en la primera llamada. Después, las tarjetas de recarga de 5, 15 o 25 dólares te permiten hablar durante horas y no necesitas registrarte en ningún lugar como cliente, ni dar tus datos a nadie.

Por cuarenta dólares tienes un flamante LG que hasta tiene linterna en la parte superior. Total, las pantallas monocromo de pocas pulgadas casi no consumen batería.

De pronto, vuelves a tener un terminal diminuto y ligero con teclado físico, y no te lo crees. Lo que se hace muy raro, es volver a tener que pulsar varias veces una tecla hasta que aparece la letra que buscas, y lo de enviar mensaje tardas un rato en recordar dónde estaba y cómo se hacía.

    Pero la ventaja de que se mantenga una tecnología básica y aparentemente obsoleta, es que su coste en mucho menor, y en un país aún devastado por la guerra y con los índices de pobreza más altos del Mundo, la penetración de la telefonía móvil llegue a la asombrosa cuota del 75% en zona urbana y el 67% en rural.

Así, los móviles son sólo superados por la radio como medio de comunicación en el país, y eso hace que aquello que un día fue un prometedor medio promocional y publicitario como los mailings sms, sigan siendo una herramienta muy útil para difundir campañas en la población. Como lo demuestra la ONG USAID en otros países africanos como Rwanda, Kenya o Tanzania en las que gracias a un sistema de mensajes SMS y alertas, logra hacer llegar sus consejos de salud familiar allí donde un ordenador o un periódico, simplemente no existen.

Esta es la realidad de muchos países en los que nadie hace cola en las tiendas Apple para conseguir el último modelo de iPhone aunque ya tenga un smartphone en uso, y por ello, la idea de reciclar tu viejo móvil gsm que ya jamás usarías aquí, puede ayudar a cambiar la vida de muchas personas, incluso, salvarlas. Puedes donarlo a Intermón Oxfam o a otras entidades como Cruz Roja o la Fundación Tragamóvil. Porque donde seguro que no sirven para nada, es un cajón.

Anuncios

Cómo se va a extinguir la humanidad

130425184328_escultura_crazy_horse_624x351_bbc

 

¿Cuáles son las más grandes amenazas globales para la humanidad? ¿Estamos al borde de nuestra propia inesperada extinción?

 

Un equipo internacional de científicos, matemáticos y filósofos que trabajan en el Instituto del Futuro de la Humanidad de la Universidad de Oxford está investigando cuál es el mayor peligro para la supervivencia del Hombre como especie.

 

En el documento “Riesgo existencial como prioridad global” argumenta que los dirigentes internacionales tienen que prestarle mucha atención a una serie de amenazas.

 

El director del instituto, el filósofo sueco Nick Bostrom, advierte que lo que está en juego no puede ser más importante: si nos equivocamos, éste puede ser el último siglo de la humanidad.

 

Las buenas noticias

 

¿Cuáles son los mayores peligros?

 

 

Se estima que el 99% de las especies que han existido se han extinguido, como el dodo.

 

Empecemos por lo alentador.

 

Las pandemias y los desastres naturales pueden causar colosales y catastróficas pérdidas de vida, pero Bostrom cree que no acabarían con la humanidad.

 

La especie humana ya sobrevivió muchos miles de años a enfermedades, hambrunas, inundaciones, depredadores, persecuciones, terremotos y cambios climáticos. Así que la probabilidad está a nuestro favor.

 

Por otro lado, en el marco temporal de un siglo, califica el riesgo de extinción por el impacto de un asteroide o una súper explosión volcánica como “extremadamente bajo”.

 

Respecto a conflictos bélicos, incluso las pérdidas de vida sin precedentes autoinflingidas del siglo XX, con dos guerras mundiales, no lograron frenar el aumento de la población global.

 

Una guerra nuclear podría ocasionar una horrible destrucción, pero el equipo de expertos calcula que suficientes individuos podrían sobrevivir como para permitir que la especie subsista.

 

¡Uff!

 

Si ese es el consuelo para hacernos sentir bien… ¿de qué nos tenemos que preocupar entonces?

 

“Éste es el primer siglo en la historia del mundo en el que el más grande riesgo viene de la humanidad”

 

Lord Rees, astrónomo real británico

 

Bostrom señala que hemos entrado en una nueva clase de era tecnológica con el potencial de desafiar nuestro futuro como nunca antes. Son “amenazas sobre las que no tenemos historial de supervivencia”.

 

Comparándolo con un arma peligrosa en manos de un niño, le dijo a la BBC que el avance en la tecnología ha rebasado nuestra capacidad de controlar las posibles consecuencias.

 

Experimentos en áreas como biología sintética, nanotecnología e inteligencia artificial se están precipitando hacia el territorio de lo accidental e imprevisto.

 

Una por una

 

La biología sintética, en la que la biología se encuentra con la ingeniería, promete importantes beneficios médicos. No obstante, a Bostrom le inquietan las secuelas inesperadas de la manipulación de las fronteras de la biología humana.

 

 

La creación de nuevos organismos puede tener efectos secundarios ecológicos desconocidos.

 

Seán O’Heigeartaigh, un genetista del instituto y experto en evolución molecular, desconfía de las buenas intenciones mal informadas, pues en los experimentos se hacen modificaciones genéticas, desmantelando y reconstruyendo las estructuras genéticas.

 

“Lo más probable es que no se propongan hacer algo dañino”, apunta, pero subraya que siempre existe el peligro de que se dispare una secuencia de eventos no anticipada o de que algo se torne nocivo cuando se transfiera a otro ambiente.

 

“Estamos desarrollando cosas que pueden resultar profundamente mal”, declara O’Heigeartaigh en entrevista con la BBC.

 

La nanotecnología, trabajar a nivel molecular o atómico, también podría tornarse en algo altamente destructivo si se usa para la guerra, apunta Bostrom. Por ello, escribió que los gobiernos futuros enfrentarán el gran reto de controlar y restringir su mal uso.

 

El poder de lo pequeño

 

La manera en la que la inteligencia artificial interactuará con el mundo exterior es otro de los temores del ecléctico grupo de expertos reunidos en Oxford. Esa “inteligencia” informática puede ser una herramienta poderosa para la industria, medicina, agricultura o el manejo de la economía.

 

 

Se teme una explosión descontrolada de inteligencia artificial.

 

Pero también es completamente indiferente a cualquier perjuicio fortuito.

 

Daniel Dewey, quien se enfoca en superinteligencia artificial, habla de una “explosión de inteligencia” en la que el poder acelerado de las computadoras se vuelve menos predecible y controlable.

 

“La inteligencia artificial es una de las tecnologías que pone más y más poder en paquetes más y más pequeños”, le dice a la BBC Dewey, quien antes trabajó en Google.

 

Así como con la biotecnología y la nanotecnología, “se pueden hacer cosas que resultan en reacciones en cadena, y con muy pocos recursos se pueden emprender proyectos que pueden afectar a todo el mundo”.

 

Lo que no sabemos

 

Estos no son conceptos abstractos, asegura O’Heigeartaigh.

 

“Con cualquier nueva poderosa tecnología -opina O’Heigeartaigh-, debemos pensar detenidamente en qué sabemos, pero quizás es más importante en este momento estar conscientes de lo que no estamos seguros de saber”.

 

“Éste es el primer siglo en la historia del mundo en el que el más grande riesgo viene de la humanidad”, señala el astrofísico y actual astrónomo real británico Martin Rees.

 

“Con cualquier nueva tecnología hay ventajas pero también riesgos”, observa. “Es una cuestión de escala: vivimos en un mundo más interconectado: más noticias y rumores se difunden a la velocidad de la luz. Por ello, las consecuencias de un error o terror son más desmedidas que en el pasado”.

 

Lamenta que mientras que sí nos preocupamos por riesgos individuales más inmediatos, como los vuelos aéreos o seguridad alimentaria, tenemos más dificultad en reconocer peligros más serios.

 

¿Debemos angustiarnos por un apocalipsis inminente?

 

“Hay un cuello de botella en la historia de la humanidad. La condición humana va a cambiar”

 

Nick Bostrom

 

Ésta no es una ficción distópica: la brecha entre la velocidad del avance tecnológico y nuestro conocimiento de sus implicaciones es real, recalca Bostrom.

 

“Estamos al nivel de los niños en términos de responsabilidad moral, pero con la capacidad tecnológica de adultos”.

 

No obstante, la trascendencia del riesgo existencial “no ha entrado en el radar de la gente”.

 

Listos o no, advierte, el cambio está próximo.

 

“Hay un cuello de botella en la historia de la humanidad. La condición humana va a cambiar. Puede ser que termine en una catástrofe o que nos transformemos tomando más control de nuestra biología”, sostiene el filósofo.

 

“No se trata de ciencia ficción, ni de una doctrina religiosa o una conversación en un bar: no hay ninguna razón moral admisible para no tomarlo en serio”.

Analizan papel de las letras en el Porfiriato

2_gutierreznajera

*En las décadas finales del siglo XIX, los escritores manifestaron en sus obras el enfadado social, la represión, la desigualdad y la injusticia del régimen

*Continúa el VIII Diplomado Historia del Siglo XX Mexicano: Resistencia y Memoria, en la Dirección de Estudios Históricos del INAH

Enfrentados a las “buenas conciencias” durante las décadas finales del Porfiriato, los literatos decadentes entendieron que el escritor era un personaje público y, desde esa tribuna, autores como Manuel Gutiérrez Nájera, Balbino Dávalos, Ciro B. Ceballos, José Juan Tablada y Bernardo Couto usaron las herramientas intelectuales y el arte para manifestar el enfadado social, la represión, la desigualdad y la injusticia del régimen.

Así lo señaló el investigador José Mariano Leyva durante su participación en el VIII Diplomado Historia del Siglo XX Mexicano: Resistencia y Memoria, que se realiza en la Dirección de Estudios Históricos (DEH), organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Al impartir la conferencia La literatura durante el Porfiriato, el historiador dijo que este grupo de escritores eran considerados “rebeldes, frívolos, superficiales y antinacionalistas” por sus pares conservadores. “Se opusieron al positivismo, al uso de la tecnología sin humanismo y otros bastiones incuestionables, como la ciencia y la moral en boga”.

Leyva señaló que el modernismo, también llamado decadentismo, abrió brecha para los más influyentes grupos de intelectuales en las primeras décadas del siglo XX en México: el Ateneo de la Juventud y, pasada la Revolución, los Estridentistas y los Contemporáneos.

Explicó que las ideas del modernismo fluyeron a través de dos publicaciones trascendentes: Revista Azul (1894 a 1896), fundada por Carlos Díaz Dufoo y Manuel Gutiérrez Nájera, y posteriormente, la Revista Moderna (1898 a 1903), creada por Jesús E. Valenzuela; ambas reunieron a los principales autores “modernos” de la América hispanohablante y difundieron traducciones de autores franceses, principalmente.

“En la Revista Moderna confluyeron literatos que se decían, más que interesados en la política, representantes de la generación nueva que en América profesa el culto del arte puro, como Amado Nervo, José Juan Tablada, Ciro B. Ceballos, Balbino Dávalos, Bernardo Couto, Jesús Urueta, Efrén Rebolledo, Alberto Leduc y Rubén M. Campos. Estos autores criticaron con cuentos, poemas y ensayos el adocenamiento de las letras patrias. También las ilustraciones de Julio Ruelas en dicha publicación fueron por sí solas un manifiesto decadente”.

Como antecedente de los escritores modernos, Leyva recordó que a mediados del siglo XIX hubo una promoción de autores cuyo ideal estaba puesto en la construcción de un país, como Ignacio Ramírez (1818-1879), Francisco Zarco (1829-1869) o Vicente Riva Palacio (1832-1896).

El estudioso dijo que la prensa decimonónica fue “el principal espacio de exposición pública” y recordó el escándalo que suscitó la publicación del poema Misa negra, de José Juan Tablada (1871-1945), que hacía una comparación del encuentro amoroso con la liturgia católica. La censura al autor trajo como consecuencia la publicación de un manifiesto modernista y el surgimiento de la Revista Azul.

La generación de los escritores modernistas imitó los modelos propuestos por los franceses Arthur Rimbaud (1854-1891), Charles Baudelaire (1821-1867) y Joris-Karl Huysmans (1848-1907), desarrollando una postura “artística” que criticó al positivismo del grupo “científico” que perfilaba la economía y la política del régimen del general Díaz.

El decadentismo aportó, más que ideas políticas, debates acalorados literarios y científicos, además abrió el camino para los intelectuales de la siguiente generación, que en la primera mitad del siglo XX comenzaron en la revista Savia Moderna (1906), creada por Alfonso Cravioto y Luis Castillo Ledón, y después continuaron en el Ateneo de la Juventud, con Alfonso Caso, Pedro Henríquez Ureña y Alfonso Reyes, entre los más notables.

Los rebeldes modernistas, afirmó Leyva, abrieron camino a otras generaciones de intelectuales que se desarrollarían en las primeras décadas del siglo XX, como los Estridentistas y los Contemporáneos.

Señaló que si bien la mayoría de los escritores dejó una obra perdurable, algunos no sobrevivieron a los rigores del trabajo (Gutiérrez Nájera) y a los excesos de la vida bohemia: el prostíbulo, el alcohol y los llamados “paraísos artificiales” que experimentaron en carne propia y causaron muertes prematuras.

En ese sentido, el escritor más decadente de todos fue Ciro B. Ceballos (1873-1938), quien escribió novelas con temas tabú, como adulterio o zoofilia. El gran mito de esa generación es Bernardo Couto Castillo (1880-1901), quien empezó a escribir a los 13 años y falleció a los 21, víctima de los excesos, publicando un único libro de cuentos titulado Asfódelos en 1897.

Palabras francesas como el ennui (tedio), utilizada por Gautier o spleen (melancolía, angustia vital) popularizada por Baudelaire, fueron la divisa que corrió entre el grupo decadentista para referirse al llamado “el mal del fin de siglo”, sentimiento importado para referirse al malestar finisecular de los modernistas.

Mariano Leyva concluyó que la principal divisa de los decadentes: “la belleza sobre el bien”, fue menguando en el siglo XX. “El poder emancipador de la cultura, en el que creían los decadentes, se ha perdido por completo”.

Las próximas sesiones del Diplomado Historia del Siglo XX Mexicano: Resistencia y Memoria, serán el 8 de mayo, donde Josefina MacGregor (FFL/UNAM) abordará La convención de Aguascalientes, y Carlos Melesio (DEH) La Constitución de 1917; el 15 de mayo, con la participación de Beatriz Cano (DEH) con el tema El conflicto cristero, y Tania Hernández (DEH) quien expondrá Las derechas mexicanas frente a la Constitución de 1917. La Dirección de Estudios Históricos del INAH se localiza en Allende 172, esquina Juárez, centro de Tlalpan.

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:
>TWITTER: @entiemporealmx
>FACEBOOK: en tiemporeal mx
>PIN DE BLACKBERRY: 28C82437

Coneculta-Chiapas lanza convocatoria del PACMYC 2013

·   Con apoyos a proyectos de culturas municipales y comunitarias.

·   La fecha límite para entregar proyectos es el 17 de junio.

 Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- La Dirección General de Culturas Populares  del Consejo Nacional para la Cultura y las  Artes (CONACULTA) y el Consejo Estatal para las Culturas y las Artes (Coneculta-Chiapas) convocan a grupos interesados en recibir apoyo económico para desarrollar un proyecto cultural que fortalezca la identidad y los procesos culturales de sus comunidades, en los espacios geográficos y simbólicos donde se desarrollan, a participar en el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC) 2013.

Los proyectos recibidos que cumplan con la totalidad de requisitos establecidos en la convocatoria, participarán en un proceso de dictamen, en el que un jurado plural e imparcial, integrado por especialistas, académicos, creadores y promotores de la cultura popular, evaluará y asignará una calificación al proyecto presentado.

Los jurados son elegidos por una Comisión de Planeación y Apoyo a la Creación Popular (CACREP), la cual cuenta con representantes de la sociedad civil, así como de la instancia cultural en el estado y la federal.

Entre los elementos del proyecto a evaluar por el jurado calificador se encuentran: su contribución para conservar, rescatar o difundir una expresión cultural concreta; que atienda una de las expresiones del patrimonio cultural inmaterial en riesgo, definidas por la CACREP de la entidad federativa; que el objetivo y temática del proyecto sean relevantes para las estrategias de atención cultural en la entidad, la población a la que va dirigido o la zona donde se desarrollará; entre otros aspectos.

Los proyectos pueden ser presentados por grupos informales o constituidos legalmente, cuyos miembros vivan y sean reconocidos por la comunidad donde se desarrollarán las actividades. Los interesados en participar tienen el derecho a recibir asesoría para elaborar su proyecto. El recurso solicitado debe ser no mayor a 50 mil pesos.

Si requiere información sobre esta convocatoria o asesoría para elaborar un proyecto, comuníquese a la Dirección de Culturas Populares en Chiapas, ubicada en el Centro Cultural de Chiapas “Jaime Sabines”, en la 12 Oriente Norte No. 2 de Tuxtla Gutiérrez; teléfono 61 23782, e-mail cpopulares@conecultachiapas.gob.mx, donde deberá entregar personalmente o enviar por correo su proyecto.

El cierre de la convocatoria será el lunes 17 de junio de 2013 a las 15:00 horas. Las bases se encuentran publicadas en la página www.conecultachiapas.gob.mx.

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:
>TWITTER: @entiemporealmx
>FACEBOOK: en tiemporeal mx
>PIN DE BLACKBERRY: 28C82437

“El jardín secreto”, fotografía erótica, este viernes en Chiapa de Corzo

jardinsecreto invitación

·  Las imágenes de Óscar León serán inauguradas en el Centro Cultural Ex Convento de Santo Domingo, a las 19:30 horas

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.– La muestra de fotografía erótica titulada “El jardín secreto” de Óscar León será inaugurada por el Consejo Estatal para las Culturas y las Artes (Coneculta-Chiapas) este viernes 3 de mayo, a las 19:30 horas, en el Centro Cultural Ex Convento de Santo Domingo de Chiapa de Corzo.

En este evento se contará con la participación de artistas invitadas como la soprano Blanca Ruth Esponda y la poeta Matza Maranto, además del poeta Manuel Ruiseñor, quien fungirá como presentador.

Desde 1995 Óscar León Ramírez publicó en los diarios La Jornada, El Universal, Milenio y Reforma; también en las revistas Cuartoscuro, Milenio semanal, Tierra Adentro y Nexos, entre otras. Colaboró como freelance con las agencias France Presse (AFP) y Associated Press (AP)

Desarrolla obra fotográfica con la técnica de colodión húmedo (proceso fotográfico del siglo XIX). Ha participado en más de 35 exposiciones colectivas e individuales en Chiapas, Campeche, Guanajuato, Tabasco, Veracruz, Quintana Roo, Nuevo León, Yucatán, D F (el Centro de la Imagen, la Biblioteca de México, la Casa de la Cultura de la Delegación Azcapotzalco y el Centro Nacional de las Artes) y La Habana, Cuba (en la Casa del Benemérito, el Centro Cultural Morro Cabañas y el Centro Internacional del Periodista).

Sus fotos forman parte del acervo de la Fototeca de Cuba y de colecciones públicas y privadas. Ha organizado exposiciones, talleres y conferencias de fotógrafos nacionales entre los que destacan Héctor García, Paulina Lavista, Rogelio Cuéllar, Pedro Meyer, Frida Hartz, Pedro Valtierra y los acervos de la Fototeca y del Ministerio de Cultura de Cuba.

Entre sus diversos reconocimientos destacan el haber sido premiado en concursos estatales y nacionales de fotografía (destacando el concurso nacional convocado por la agencia y revista Cuartoscuro).

Asista este viernes y visite la exposición “El jardín secreto” que permanecerá abierta hasta el 30 de mayo. Recuerde que la entrada es libre.

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:
>TWITTER: @entiemporealmx
>FACEBOOK: en tiemporeal mx
>PIN DE BLACKBERRY: 28C82437

Tecnología, ¿beneficia o perjudica el desarrollo de los niños?

 

 130422151812_bebe_tecnologia_304x171_spl

La tecnología puede ayudar a un niño de dos años a aprender palabras y desarrollar la curiosidad.

Los niños menores de cinco años tienen una habilidad sorprendente para saber cómo dominar las nuevas tecnologías.

Desde teléfonos inteligentes hasta tabletas y juegos de consola, no es inusual ver a un niño de uno o dos años deslizar de forma intuitiva las pantallas y presionar los botones con seguridad.

Contenido relacionado

    Dejemos que los niños se aburran

    Estudio cuestiona vínculo entre televisión y mal comportamiento infantil

    Bebés con tecnología de última generación

Incluso si los padres disfrutan de la paz momentánea que produce darle a un pequeño un aparato para que juegue, en secreto les preocupa si ese tiempo al frente de la pantalla le está causando daños en el cerebro.

Pero al parecer, estos juguetes tecnológicos pueden ser beneficiosos para el aprendizaje. Y cuanto más interactivo, mejor.

Un estudio de la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, presentado esta semana en una conferencia de la Sociedad para la Investigación del Desarrollo Infantil, descubrió que los niños de entre dos y tres años eran más propensos a responder a pantallas táctiles que a las que no requieren de interacción (como la televisión).

Según la investigación, mientras más interactiva y más real sea la pantalla, más familiar se siente desde la perspectiva de un niño de dos años.

Heather Kirkorian, profesora en estudios del desarrollo humano y familiar, explicó que su trabajo es un indicativo de que las pantallas táctiles pueden tener un uso potencial para la educación de los bebés.

Cuando realizó otra prueba sobre aprendizaje del habla, los resultados fueron similares.

“Los niños que están interactuando con la pantalla mejoran mucho más rápido, cometen menos errores y aprenden a un ritmo más acelerado”, afirmó la especialista.

“Pero no los estamos convirtiendo en genios, sólo los ayudamos a tener un poco más de información”.

Herramientas útiles

Así que ya pueden respirar más tranquilos, sus hijos sólo están haciendo lo normal, interactúan con el mundo.

En cualquier caso, la tecnología, en la forma de celulares y tabletas, está aquí para quedarse. Muchas escuelas primarias y algunos establecimienos prescolares de Reino Unido están introduciendo iPads en sus salones de clase para facilitar el aprendizaje. Entender la tecnología y cómo funciona forma parte del currículo.

Bebé tocando el teclado de un computador

A veces es sorprendente la naturalidad con la que los bebés manejan los aparatos.

“No soy una de esas personas que cree que no deberíamos exponer a los niños a celulares, tabletas y otros dispositivos”, comentó Helen Moylett, presidenta de Early Education, una fundación que tiene como meta mejorar la calidad de la enseñanza y de los niños menores de cinco años.

“(La tecnología) puede ser una herramienta útil e interesante si se utiliza en el lugar adecuado para ayudarnos a aprender, y no todo el tiempo ni como reemplazo de otras cosas”.

No obstante, la mayor preocupación de Moylett es que no siempre los padres son un buen ejemplo.

“Veo a padres enviando mensajes de texto mientras caminan. Muchas veces están enganchados a sus aparatos, que se convierten en una barrera de comunicación con sus hijos”.

Un estudio reciente de la escuela de educación de la Universidad de Stirling, en Escocia, descubrió que la actitud de la familia en casa respecto a la tecnología era un factor importante en la relación del niño con ella.

“Las experiencias de los niños de tres a cinco años están mediadas por el contexto sociocultural de cada familia y por las preferencias de cada niño”, fue la conclusión de la investigación.

“No es la tecnología la que impulsó o dominó la experiencia de los niños, sino que fueron sus deseos y la cultura de la familia lo que formó el tipo de compromiso”.

Según Christine Stephen, autora del estudio, la mayoría de los padres entienden los peligros de la adicción y la pasividad, por lo que implementan reglas para establecer horarios al frente de la pantalla que asegure que el niño tenga una variedad de actividades tanto dentro como fuera de casa.

Mal hábito

Pero existen otros expertos que no están de acuerdo.

El psicólogo Aric Sigman ha declarado con frecuencia que los niños están más expuestos que nunca a la pantalla y que este hábito debe ser cambiado, pues podría llevar a la adicción o depresión.

Niñas jugando con un computador

Hay quienes advierten de la sobre exposición a la pantalla.

Sigman calcula que los pequeños que nacen ahora pasarán el equivalente a un año pegado a las pantallas antes de cumplir los siete años.

De ser cierto, poca gente podría negar que sea un dato preocupante.

Si sólo el 9% de los niños en Reino Unido no tiene acceso a una computadora en casa o en la escuela, podría afirmarse que las pantallas son dominantes y que, al parecer, no hay vuelta atrás.

Entonces, la clave podría estar en que los niños aprovechen al máximo su tiempo frente a la pantalla, descargando las mejores aplicaciones y programas que contribuyan a su aprendizaje.

Jackie Marsh, profesora de educación de la Universidad de Sheffield, en Reino Unido, considera que es necesario realizar más investigaciones en esta área: “Describir qué es lo que creemos que deben ser los principios de buenas aplicaciones, porque hay una falta de un recursos central para los maestros. No se trata sólo de darles iPad”.

Desarrollo de habilidades

Marsh considera que programas de buena calidad pueden ayudar a niños con problemas de aprendizaje para desarrollar las habilidades que no tienen.

La experta explicó, además, que los sitios de internet también pueden ofrecerles a los niños un espacio virtual para desarrollar la autoconfianza cuando no puedan hacerlo en casa o en el salón de clases.

Su mensaje a los padres es que dos horas de pantalla cada día es suficiente para niños menores de seis años.

Marsh agrega que, a pesar de que hay una minoría que considera que las pantallas no son saludables, no hay evidencias que sugieran que son perjudiciales.

Otro estudio afirma que los niños se aburren con rapidez con un tipo de medio y tienden a combinar el tiempo al frente de una pantalla con juegos de muñecos o corriendo en espacios abiertos.

“Podemos caer en pánico sobre esto, pero los pequeños son muy curiosos y perspicaces”, sostiene Helen Moylett. “Los niños van a estar expuestos a todo tipo de cosas”.

Quizás, al final, sólo quieren disfrutar de la tecnología de la misma forma que lo hacen los adultos.

La música también emigra a Alemania

resizer.php

  • ABC charla con el cantautor Alberto Ballesteros, quien pone rumbo a Berlín a buscarse la vida por la falta de oportunidades económicas que ofrece hoy el mercado musical
  • Alberto Ballesteros recibe a ABC en su domicilio de Madrid

(ABC).-«Fue divertido bailar un rato, pisar descalzos sobre charcos de barro. Fue divertido seguir tus pasos, volar tan alto hasta estrellarnos». Así comienza esta historia, tomando prestada una de las estrofas del disco «Teatro Chino» con el objetivo de trasladar al lector las mismas sensaciones positivas que su compositor, Alberto Ballesteros, transmitió una mañana primaveral a ABC.es. Si la vida coloca obstáculos, más placentero será superarlos. En pleno centro de Madrid, su casa respira música por los cuatro costados pero no por mucho tiempo. Entrados ya en el mes de mayo, pocos días le quedan en la capital española antes de agarrar el petate rumbo a Alemania «obligado» por la falta de oportunidades aquí, pero también motivado por aprender nuevas experiencias y tener la ocasión de enseñar sus letras fuera de nuestras fronteras.

Su rostro no refleja signos de tristeza. ¿Nostalgia? Puede. Tal vez enmarcada en decir adiós a un público, que más que seguidores, Alberto les define como amigos. No obstante vayamos al principio buscando respuestas al origen de su idilio con la música, «todo empieza escuchando cuando te llegan discos que te empiezan a gustar y comienzas a hacerte fan de la gente, te dedicas a escuchar más y la pasión se multiplica hasta que poco a poco tienes la inquietud de hacerlo tú». Una pasión que empieza desde muy pequeño, pero que debe compaginar con otros trabajos para poder sobrevivir, «hoy en día no vivo de esto, casi en cada momento de mi trayectoria he acompañado lo que es la profesión musical con algún otro empleo a través del cual poder pagar el alquiler básicamente».

Según avanza la conversación se aprecia en sus palabras que detrás de cada canción hay mucha ilusión, pero también mucho esfuerzo no siempre recompensado económicamente. Preguntado por el dinero que puede ganar por dar un concierto, Alberto explica sin perder la sonrisa que «casi un artista como yo habría que preguntar cuánto se puede llegar a perder». La crisis se nota tanto en las salas como en la afluencia de gente y eso repercute a la hora de intentar progresar, «depende de la respuesta que haya en un concierto determinado y depende sobre todo de uno de los problemas que nos encontramos los solistas que como escritores de canciones podemos defender un concierto en acústico, como vengo haciendo con la guitarra y en esta situación sí puedes obtener beneficios aunque sean mínimos. Sin embargo, en el momento en que quieres dar un paso más y acompañarte de músicos para hacer crecer el proyecto, si cuentas lo que hay que pagar a esos músicos o el alquiler de la propia sala, debes estar preparado para saber que puedes perder dinero».

Dos realidades más unidas que nunca

Tratando de comprender si se ve obligado a emigrar por las circunstancias, en boca del artista surgen dos realidades más unidas que nunca en estos tiempos de dificultad, «por un lado influye la parte más artística donde sales buscando cosas que poder contar, vivencias y experiencias que te sirvan para aprender lo que hacen en otros lugares. Pero por otro este caso va acompañado muy claramente de una parte económica demasiado difícil. Si hablas del precio de las entradas, hay personas a las que pagar 5, 6 o 7 euros de entrada para ir a un concierto y tomarse un par de cervezas no está ya al alcance de su mano. Visto así, creo que puede ser el momento para aprovechando lo mal que está el panorama aquí, salir fuera a enseñar un proyecto y aprender más cosas».

Hace apenas un par de meses nos despertábamos con la noticia de que Alemania necesitará una media de 200.000 trabajadores cualificados cada año, procedentes de países del sur de Europa como España, Italia, Grecia y Portugal. Así lo anunciaba el director de la Agencia Federal de Empleo germana, Frank-Jürgen Weise, quien precisaba que «la búsqueda está centrada principalmente en ingenieros, médicos y enfermeros». Sin embargo, el abanico de profesiones que desembarcan en el país teutón muestra «a priori» el atractivo cartel laboral de un estado que presume de hacer frente a la crisis con una de las menores tasas de desempleo en Europa. Ajeno a esto, Alberto huye de números y estadísticas cuando es cuestionado por su verdadera razón de escoger esta región en concreto, «de todo lo que hay en Europa, que es digamos lo que puedo permitirme a la hora de viajes e infraestructuras, considero que ahora mismo el lugar denominado como capital de la cultura por el movimiento que hay pudiera ser Berlín».

La incertidumbre de la duda que genera no saber que deparará el camino se hace patente a la hora de hablar de metas u objetivos, lo único que está claro es el punto de partida, «no hay metas establecidas, hay el día el día, lo que uno espera cuando llega a un lugar nuevo es que le escuchen y causar curiosidad en la gente, que al fin y al cabo son oídos nuevos. Y después si me traigo unas cuantas canciones que puedan estar bien, bienvenido sea». El «exilio musical» de cualquier artista nunca ha sido fácil y en este caso no iba a ser menos, la vitalidad de afrontar un nuevo reto se mezcla con las lógicas inquietudes de quien abandona su actual espacio de vida, «hay varios inconvenientes, uno es que abandonas a la gente de aquí, al público que has ido haciendo, que aunque se puede cuidar mediante las redes sociales siempre hay una parte de cariño que se pierde. Otro inconveniente fundamental es el idioma, el alemán está complicado, el inglés lo llevo bien y con lo que sabía me daba para sobrevivir allí, pero el alemán… tengo la intención de tratar de aprenderlo por curiosidad personal, por crecimiento cultural y por integrarme donde llegas».

 

Sheffield, experiencia prematura

De las últimas palabras de Alberto se desprende que menciona el inglés como método para «sobrevivir allí». «Allí» es Sheffield, una importante ciudad industrial al norte de Inglaterra donde abundan las zonas verdes y su numerosa comunidad de estudiantes, en la que hace unos años ya emprendió un viaje con el objetivo de labrarse su propio estilo, «cuando me fui a Sheffield estaba mucho más verde, en esa época tocaba en bandas de Rock y allí lo que hice es dar un giro a la manera de componer y al sonido buscando dar una dirección más acústica. Me dediqué a aprender, grabé un disco y ya me vine aquí para presentarlo».

Al comparar ambos viajes, es inevitable preguntarle por los cambios de aquel primer desafío a este, «la principal diferencia que puede haber es que ahora considero que tengo un proyecto bastante más cerrado, también cambia el concepto con la edad y cambia sobre todo la experiencia que tienes ya que después del viaje de Sheffield afrontas este con otras miras y otras posibilidades. Pero salvando eso, lo que me vaya a encontrar allí a diferencia de lo que me encontré en el anterior lugar no se sabe, eso si que es una aventura».

Una cosa es la experiencia personal centrada en uno mismo y otra proyectada sobre lo que rodea al circuito musical de cada lugar, donde el compositor observa gran diferencia cultural y casi sin quererlo da con la tecla para lograr que dentro de nuestras fronteras la música se instaure desde la base, «En el caso de Inglaterra si que hay mucha más cultura musical, tienen más tradición y la empeñan de otra manera, se puede entender que hay más respeto en las salas, también se valora más al músico como tal… si alguien es músico no es raro, viene siendo casi lo normal que un joven aunque no se dedique a ello toque un instrumento o dos. Aquí si te da por hacer canciones no dejas de ser el raro de la familia o del grupo de amigos. En el caso de Berlín no lo se, me han hablado muy bien de la respuesta que puede haber y de cómo se trata allí el asunto, pero lo que es Inglaterra está claro que van muy por delante de nosotros». 

Crisis del sector vs Internet

Sin duda, Internet se ha convertido por motivos obvios en el principal fenómenos del S.XXI y el mundo de la música no solo no es ajeno a ello, sino que se ha visto afectado e influenciado desde todas las perspectivas ya sean buenas o malas. «Es mágico que ahora mismo te puedas meter en un ordenador y descubrir a alguien que está haciendo unas canciones muy bonitas en México, en Canadá o donde sea, pero eso ha arrastrado muchas cosas por medio. Creo que el formato digital está bien si se hubiera bajado el precio antes construyendo una cultura en la que el público pudiera seguir comprando. Pero en el momento que estalló todo y se empezaron a conseguir las cosas gratuitamente, ya es muy complicado que se vuelva a querer pagar por muy poco que sea», afirma con cierto tono de resignación.

Alberto Ballesteros pone rumbo a Berlín con un hasta pronto, deseando que a su vuelta el panorama musical en España haya mejorado, aunque hoy en día lo ve difícil, «está chunga la cosa, supongo que se ha juntado la crisis económica general con el problema del CD. Yo no tengo la solución, pero pinta feo porque si ya de por si a compañeros míos les va bastante mal, vas y para colmo te encuentras con gente consagrada de esa que tú tienes en un pedestal y piensas a éstos les va muy bien, pero luego te cuentan que no les va como creías».

Aunque toda situación por delicada que sea tiene sus puntos positivos como nos hace ver este madrileño respecto al mercadeo de representantes y demás intereses que en otra época pudieron existir, «hoy en día no, porque si los ha habido alguna vez esta situación los ha limpiado. Veo que ahora todo está muy limpio porque como era gente que estaba exclusivamente por la pasta, ahora que no hay pasta se han largado. Creo que es un hecho que todos los que nos dedicamos a esto lo hacemos por amor al oficio. Incluso las salas, que a pesar de nuestras disputas, sabes que hay salas donde conoces al dueño y ves que están palmando pasta… pero hay mucho amor a la música y la gente sigue aguantando y luchando».

Sin mas dilación, este cantautor al que me permito la licencia de ponerle la etiqueta de «exiliado musical» se despide agradecido y muy seguro del paso que está tomando, al tiempo que deja una última reflexión de cara a las futuras generaciones, «si viniera un joven diciendo que quiere ser músico le animaría a hacerlo, porque al fin y al cabo después de todo me considero muy privilegiado de pertenecer a esta profesión, estoy consiguiendo sobrevivir mientras hago lo que más me gusta. Cuando algo es tan pasional y le pones tanto amor nunca puede ser malo». Pues eso, palabra de artista.

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:

>TWITTER: @entiemporealmx

>FACEBOOK: en tiemporeal mx

>PIN DE BLACKBERRY: 28C82437