Palestra / Rodrigo Ramón Aquino

 

Nuestros polis

Tras la muerte en Puebla del niño José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, herido en medio de una protesta y posterior enfrentamiento entre pobladores de San Bernardino Chalchihuapan y la policía camotera, no podemos dejar de preguntarnos cómo irá en nuestro estado la capacitación y profesionalización de las policías para evitar, precisamente, una tragedia similar.

Como seguramente recordará, en mayo pasado se aprobó el Código que Establece el Uso Legítimo de la Fuerza por las Instituciones de Seguridad Pública del Estado, y aunque se prohíbe el uso de armas letales, todo mundo sabe que una bala de goma puede lesionar severamente a cualquier persona, incluso provocarle la muerte.

Cuando esta iniciativa del gobernador Manuel Velasco Coello fue presentada al congreso, la respuesta de un sector de la población (ongs y periodistas, principalmente) fue de rechazo porque veían en ella un intento de criminalizar la protesta social, no obstante, la respuesta de las autoridades tuvo más peso: establecer reglas claras y protocolos de actuación en los casos en que sí es necesario el uso de la fuerza del Estado.

Debemos tener el panorama claro: Todo pueblo que aspire a la democracia no puede condicionar la protesta social, es un derecho fundamental; pero también es cierto que si la protesta se torna violenta o vandálica es legítimo el uso de la fuerza por parte del Estado. Esto no puede estar a discusión.

El asunto de fondo es si las personas que están a cargo de la seguridad de la población tienen la suficiente preparación, son lo suficientemente profesionales, lo que desde luego se duda, porque, con el debido respeto, la mayoría de personas que se dedican a esta profesión en nuestro estado carecen de estudios profesionales o formación policial de carrera. Aquí precisamente se halla el gran reto del secretario Jorge Luis Llaven Abarca y el foco rojo de las organizaciones encargadas de velar por el respeto a los derechos humanos. La preocupación real son nuestros polis.

Ágora

EN LA RECTA FINAL: Menos de cinco meses separan a la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach) de elegir al rector que sustituya a Jaime Valls Esponda, quien concluye su gestión al frente de la institución en diciembre de este año. Dos son los candidatos que se perfilan con mayor fuerza y seguramente uno de ellos rendirá protesta como nuevo encargado de esta casa de estudios. Uno de ellos es Luis Iván Camacho Morales, quien fue nombrado Secretario Académico, en abril pasado, y quien es hombre de todas las confianzas del rector. La otra opción es Hugo Armando Aguilar, quien es el Secretario General de la Unach. Ellos son las opciones que Valls Esponda tiene para dar continuidad a su proyecto (Regla de tres/Carlos Reyes).

Corrillo

A los propietarios de Cales y Morteros de Chiapas les viene guango lo dicho por el secretario del Medio Ambiente, Carlos Morales Vázquez, porque anunció el cierre temporal por daños ambientales, la empresa sigue operando quitada de la pena.

Te recomendamos visitar nuestra sección de las notas más leídas AQUÍ

Vista nuestra home page  AQUÍ

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:

>TWITTER: @entiemporealmx

>FACEBOOK: InfoEnTiempoRealMx

>PIN DE BLACKBERRY: 233C51A2

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s