TEMA Y VOZ / Romeo Ortega López

LOS CAMPESINOS

Toda ley es perfectible y esa parecer ser la tesis de Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los diputados del PRI en la Cámara, cuando abre la posibilidad de revisar el contenido de la legislación secundaria en materia energética a fin de perfeccionar la figura “ocupación temporal” y dar mayor certeza jurídica a los campesinos, ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios, de que no serán desalojados de sus tierras por las empresas extranjeras que tendrán injerencia futura en la explotación de petróleo y electricidad.

Justo a tiempo ha hablado el diputado Beltrones, porque ahora esa legislación secundaria está en la Cámara de Diputados de cuya ratificación depende la aprobación que ya hizo la Cámara de Senadores.

Beltrones habló compulsado por la fuerza de la marcha campesina que se desplazó por el Distrito Federal en protesta por reforma energética que a juicio  de varios analistas, afectará tierras ejidales, comunales y de la pequeña propiedad.

Los campesinos se han levantado en protesta porque creen que sus tierras serán afectadas por intereses extranjeros y podrían tener razón porque ese enunciado de “ocupación temporal de las tierras”, impone duda y sospechas de desalojo. Una expresión de esta naturaleza despierta inquietudes en cualquier medio,  más en el de los  campesinos que siempre han resentido este tipo de acometidas, sobre todo con la Comisión Federal de Electricidad cuando por causa de utilidad pública ha expropiado tierras ejidales para erigir plantas hidroeléctricas.

En situaciones parecidas, se tiene que cuidar el proceder de las empresas extranjeras tan acostumbradas a interpretar a su manera las leyes mexicanas. Por esto el texto legal debe ser sumamente claro al entender de los extranjeros, para que sepan los límites de contención a los que están expuestos y no pretendan abarcar lo que no les corresponde.

En la megamarcha campesinas participaron cerca de 50 mil personas de 10 organizaciones entre las que se cuentan el Consejo Agrario Permanente, el Consejo de Organismos Rurales y Pesqueros, el Frente Indígena y Campesino, el Barzón, la Central Campesina Cardenista y el Movimiento Nacional de los 400 Pueblos.

Por esto es buena la labor del diputado Beltrones cuando trata de atajar un movimiento que, de crecer, sería sumamente complicado para la estabilidad y tranquilidad nacional. De por sí los campesinos pasan por momentos de crisis con la depauperación del campo, como para que de pronto venga la amenaza de la ocupación temporal de sus tierras por extranjeros que aun cuando fuera de buena fe y estuviera bien regulada, lo primero es convencer a los campesinos de que nada se intenta para despojarlos de sus tierras.

Se va a revisar y aclarar la ley hasta que satisfaga a plenitud a los campesinos y está será la labor que le toque realizar al diputado Beltrones, si lo logra va a poner en serios predicamentos a los senadores porque fueron ellos los que aprobaron esa ley a pesar de que ya existían las protestas de los campesinos y de analistas muy calificados que no dejaron de externar que se estaba atentando contra la integridad de la tierra campesina y comunal con esa ocupación temporal de marras que suena a despojo o a invasión legal.

COLOFON.-No está errada la Cámara Estatal del Autotransporte al denunciar la deficiencia en el proceder de la delegación de la Procuraduría  Federal del Consumidor que no obstante tener múltiples denuncias sobre el “robo” descarado que realizan algunas gasolineras de la ciudad, simula realizar inspecciones para que al final no aplique ninguna sanción como en el caso de la gasolinera Cancino y las de la 5ª Norte y del Libramiento, que son voraces en eso de despachar litros incompletos porque, además, son diestras en arreglar las bombas despachadoras. Este baje de la gasolina a los usuarios en su compra es tan viejo  como la madre Matiana y si ahora se ha recrudecido es porque el profesor Antonio Coello Villatoro que parece ser el delegado de la Profeco,  no sabe ni jota del desempeño de estas funciones y se ha puesto, por propia decisión, bajo la férula de sus empleados entre los que hay verdaderas chuchas cuereras en esto de la corrupción. Coello ve pasar los días haciéndole el engabanado mientras el mundo se le viene encima. El oráculo supremo al que consulta y obedece ciegamente se llama Chus Orantes, quien sabe porque artes y magias. Así que los transportistas pueden gritar, patalear, decir misa o encomendarse al diablo y las cosas seguirán igual o peor. Además a los propietarios nunca los pillarán porque, con toda anticipación reciben el “pitazo”, proveniente de empleados de la Profeco, del día en que serán inspeccionados y es cuando vuelven a poner a funcionar las bombas despachando litros completitos, con una exactitud asombrosa.

 

Te recomendamos visitar nuestra sección de las notas más leídas AQUÍ

Vista nuestra home page  AQUÍ

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:

>TWITTER: @entiemporealmx

>FACEBOOK: InfoEnTiempoRealMx

>PIN DE BLACKBERRY: 233C51A2

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s