El río Santo Domingo agoniza por la voraz extracción de arena

FOTO SANTO DOMINGO (7)

La voraz extracción de arena produce un paisaje pedregoso y desangelado; pobladores responsabilizan a la Conagua

MARCO ANTONIO ALVARADO

NOTICIAS.- Desde el puente que lleva su nombre es posible observar profundas cicatrices en su cauce y un paisaje pedregoso a cuyas márgenes sólo se aferran los sauces.

Los pobladores, aseguraron que esto es resultado de la voraz extracción de arena a la que ha sido sometido en los últimos 40 años.

En un recorrido, hombres y mujeres mostraron cómo el agua que antes aportaba esperanza hoy está contenida en grandes pozas donde flota el diesel que utilizan las dragas, cuyas garras de acero arrancan el lecho del afluente.

Lo que comenzó como una actividad con palas, terminó por convertirse en toda una industria que alimenta el desarrollo inmobiliario de la capital y los municipios cercanos, sin embargo, en las comunidades como Cupasmí, El Amatal y ejido Amatal, los habitantes no conocen los beneficios de este negocio.

Contrario a ello, la extracción los dejó sin la protección arbórea que años atrás frenaba el impacto de las inundaciones; como resultado, perdieron sus terrenos de cosecha, y cada temporada de lluvia el río reclama más tierra.

UN PEDAZO DE TIERRA

Rosemberg Flores Tipacamú espera que sus calabazas estén listas antes de que lleguen las precipitaciones.

Sembró en un terreno cada vez menos suyo. Contó que de unos años para acá el río ha crecido unos 800 metros tierra adentro y alcanzando siete metros de altura; ahora sólo un pedazo de tierra separa su casa de un profundo barranco.

—Esto era terreno macizo, pero desde que las máquinas están sacando arena, el afluente se lo lleva todo—. Desde su propiedad, se observaba a uno de los operarios preparando la draga.

—Ya no está sacando arena porque topó con cascajo, eso es lo único que los detiene, cuando terminan se van río arriba —agregó.

Como la de él, cientos de propiedades que colindan con las márgenes del Santo Domingo están perdiendo terreno o se están cuarteando.

Dijo que río arriba, en el poblado América Libre, los habitantes están preocupados porque ya les advirtieron que cuando llueva se van a inundar.

Flores Tipacamú contó que la extracción de arena cambió el curso del Santo Domingo; en su afán de obtener más material, los operadores crearon represas y cavaron hasta 13 metros de profundidad.

En la década de los 80 se logró una veda luego de que el huracán Herminio azotara esta región, que incluía desde Cupasmí hasta el puente Santo Domingo, un área aproximada de un kilómetro cuadrado; sin embargo, el gobierno de Juan Sabines Guerrero omitió esta disposición y la extracción continuó.

TENSIÓN CONSTANTE

—Pero vamos con los otros vecinos que quieren enseñarles dónde están las máquinas, acompáñenme —expresó don Julio César, el primero de los afectados en dar la bienvenida.

En el recorrido en automóvil por la carretera que une los poblados Cupasmí y Amatal, el hombre indicó los lugares más afectados; la extracción, aseguró, no es el único problema: el río también recibe descargas de aguas negras de las comunidades Julián Grajales, América Libre, Narciso Mendoza, Galecio Narcía, Suchiapa, Cárdenas, Emiliano Zapata y Calzada Larga.

“Ahora el agua no sirve ni para bañarse; nos da mucha pena porque en Semana Santa viene la gente y regresan con granitos porque está muy sucia.”

Al llegar a Amatal, a una casa cuyo patio colinda con uno de los sitios de extracción, un grupo de hombres y mujeres comentaron que minutos antes una de las máquinas había comenzado a trabajar.

—Quítense los zapatos, vamos al río, vea usted mismo lo que ocurre — dijo una mujer, enseguida el grupo se apresuró a cruzar un sembradío de limones por donde bajaron a la ribera.

Eran unos 20 los que caminaron entre el agua a paso apresurado, visiblemente molestos con los operadores, a quienes encararon como lo han hecho en los últimos meses, de acuerdo a los testimonios.

Apenas se acercaron, los trabajadores tomaron sus cosas y se escondieron en un terreno aledaño. Nehemías Arce Cruz dijo que “así le hacen siempre; los vamos a ver en la madrugada, pero salen corriendo y regresan con policías municipales, a quienes les pagan una cuota para que no los molestemos”.

Sin embargo, de pronto Seín Mendoza, el dueño de la maquinaria, regresó.

—Dicen los vecinos que ustedes están matando el río.

— ¿En qué estamos afectando, qué contaminación tiene el agua?

—Hay diesel y aseguran que en las pozas ya no se puede nadar.

—Estamos encausando el río para que no se salga de lugar; excavamos para que no se salga de los lados… además, por qué no van a Conagua, si ellos son los que dan los permisos.

Con esto como respuesta, otra vez los rostros llenos de impotencia, lo pobladores se dirigieron río arriba para mostrar las pruebas del daño ocasionado por el dragado: un cauce desértico bordeado por líneas de aceite que se acumulan en pozas de hasta 13 metros de profundidad, provocadas por la mano del hombre.

CRISIS DE AGUA

La extracción redujo el nivel del río cinco metros debajo de lo normal, lo cual se aprecia en las bases del puente Santo Domingo, que prácticamente están desnudas. Pero también dañó los pozos artesianos que los habitantes empezaron a cavar a medida que el río se contaminaba con las descargas caseras.

Ahora tienen que buscar hasta en 20 metros de profundidad y cada vez más cerca de las márgenes, porque sin arena no hay retención de agua, explicó doña Lilia durante el tramo por una vereda de piedras que quemaban las plantas de los pies.

De regreso, ya desde el puente, pueden ser observadas las cicatrices del río y adquieren otro significado: ciertamente, el Santo Domingo se está muriendo.

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:
>TWITTER: @entiemporealmx
>FACEBOOK: en tiemporeal mx
>PIN DE BLACKBERRY: 28C82437

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s