Hallazgo en La Conchita Coyoacán

detreinta030513-web

En los trabajos de rescate de la capilla de La Conchita se localizaron vestigios funerarios y arqueológicos, algunos de ellos prehispánicos. El inmueble será reabierto a finales de este año.

La Capilla de la Inmaculada Concepción, ubicada en la Plaza de la Conchita, en el Centro de Coyoacán, será reabierta a finales de este año tras ser sometida a trabajos de conservación, restauración y recuperación desde 2011, con una inversión de 8.5 millones de pesos.

Durante los trabajos a cargo de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) se localizaron vestigios funerarios y arqueológicos que datan de 650 d.C y de 1000 a 1050 d.C.; y de los siglos XVI al XVIII.

Los arqueólogos Juan Cervantes Rosado y María de la Luz Moreno Cabrera, de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH, explicaron que también encontraron vestigios arquitectónicos en la sacristía que forman parte de lo que posiblemente fue una plaza, así como restos de tres construcciones prehispánicas que se continuarán estudiando con diversas técnicas.

Entre las evidencias prehispánicas destaca el hallazgo de un individuo del periodo Posclásico Temprano (900-1150 d.C.), de las fases Mazapa y Atlatongo, aunque, de acuerdo con los arqueólogos, aún falta determinar las circunstancias por las que se encontró de manera “aislada”.

“Tiene una deformación craneal, pero no podemos establecer todavía su condición social. Tenía en sus manos una ofrenda, pero es muy pequeña, así que la hipótesis es que se trata de un sujeto común”, explicó Cervantes Rosado.

“Del periodo Epiclásico (600/650-900 d. C.) localizamos fachadas, escaleras, muros; del Posclásico Temprano sólo hallamos pisos de gran tamaño, pero hasta ahora no hay indicios de construcciones; y del Posclásico Tardío hallamos muchos objetos aztecas, pero no hay evidencias del periodo, aunque se debe recordar que en el centro de Coyoacán hubo grandes construcciones aztecas”, refirió Cervantes.

Además, se localizaron alrededor de 159 entierros, de los cuales el 20% corresponde a infantes; los individuos fueron enterrados según las normas religiosas de los franciscanos y carmelitas del siglo XVII y XVIII. “Aún no tenemos evidencias de si hubo o no iglesia del siglo XVI, lo que sí sabemos es que hay una fachada de finales del siglo XVII que está detrás de la fachada del siglo XVIII, y todos los entierros corresponden a la época. A la gente se le enterraba vestidos pero raramente con objetos, pero para la cantidad de entierros que hay realmente tenemos muy pocos, por ejemplo un rosario y los restos de los alambres que le ponían a los niños cuando los vestían como ángeles”, explicó Rosado.

La arqueóloga Moreno sostuvo que las excavaciones aún no terminan y con lo hallado dijo que esperan que se concrete o no si se echará a andar el proyecto de ventanas arqeológicas. “Si se hace tendremos que retirar todo y hacer un vasto registro, así como analizar la pertinencia de dejar o no algunos individuos. Aunque todo eso se mantiene como proyecto, por el momento continuaremos con las excavaciones”, dijo.

La última etapa

Durante la presentación de los avances de los trabajos, Raúl Delgado, director de Sitios y Monumentos, explicó que la restauración comprende tres etapas, la primera inició en 2011 y consistió en la intervención del subsuelo, así como la colocación de cinchos estructurales para evitar que el templo se cuartee.

La capilla, considerada el primer edificio cristiano de la Nueva España, padeció de desiguales hundimientos que ocasionaroes grietas, desplome y fracturación de la nave, bóvedas, cúpula y su fachada principal.

De acuerdo con Delgado, para la segunda etapa se contó con el apoyo del Instituto de Ingeniería de la UNAM, cuyo encargado fue el doctor Roberto Meli, quien aseguró que el desafío de mantener de pie a la capilla requirió de grandes esfuerzos, pero ahora, dijo, aunque el hundimiento de la zona continuará por el tipo de suelo, el templo quedará protegido.

La tercera etapa consistirá en cerrar grietas e intervenir la parte alta, aunque Delgado advirtió que está a la espera de que se entregue el presupuesto de 2013 y lamentó que los arqueológos se encuentren laborando desde hace 15 días sin sueldo.

El arquitecto advirtió que espera que la obra termine antes del 8 de diciembre, fecha en que se celebra a la Inmaculada Concepción y, dijo, espera que si “los recursos alcanzan” en 2014 la dotará de tecnología contemporánea, como celdas solares para ahorrar energía. “Mientras nos entregan el dinero, me pondré a pensar en todas las opciones, pero ahora ¿qué más podemos hacer?, ”, dijo.

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:
>TWITTER: @entiemporealmx
>FACEBOOK: en tiemporeal mx
>PIN DE BLACKBERRY: 28C82437

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s