Némesis / Hermes Chávez

Sindicalismo enfermo

Una marcha tranquila y pacífica la de los maestros, particularmente en Tuxtla Gutiérrez fue el escenario de la “celebración” del Día Internacional del Trabajo en Chiapas. Hasta podríamos pensar que la civilidad y urbanidad por fin fue demostrada por nuestros queridos profesores, y me refiero en específico a ese gremio tan beligerante porque se esperaban al menos 50 mil sudorosos, combativos y explosivos trabajadores de la educación (de ambos géneros, no se piense que se discrimina a las damas y sus glándulas), vociferando por las calles de esta capital.

Este 1 de mayo, contrario a otros años anteriores, fue el sindicato de Salud quien mostró más músculo, pero como está visto, no porque sus huestes se multiplicaran, sino por la poca participación de los mentores. En cálculos cerrados fueron seis mil de la Sección 50 del personal de hospitales, clínicas y similares contrastando con los, a lo mucho, dos mil de Educación y otros dos mil de organizaciones sociales y sindicatos menos apantalladores.

Definitivamente no fue civilidad, sino debilidad. El magisterio presenta una anemia muy aguda. La sangre ardiente que era bombeada fluidamente  a través del discurso de sus dirigentes, menguada por la decapitación a falta de un líder, ahora carece de glóbulos rojos que lo está llevando al debilitamiento total.

Amenazante y agresivo, Adelfo Alejandro Gómez, secretario general del Bloque Democrático, amagó nuevamente con paralizar las escuelas chiapanecas luego de que en asamblea general la decisión tomada fue la contraria. Primero advirtió que para el próximo seis de mayo, después para este dos, hoy resulta que sólo 80 delegaciones de las 452 votaron a favor del paro, algo así como la quinta parte, pero para el próximo 15 de mayo.

Mientras los maestros  y sus dirigentes sufren decidiendo si saldrán a asolearse y paralizar la circulación vehicular en esta ya de por sí caótica ciudad, o cuidarán sus sagrados salarios (que inevitablemente serán recortados si se ausentan sin justificación a las aulas), el delegado especial de la Sección 7 del SNTE ya les ganó la partida.

Resulta que Juan Manuel Armendáriz Rangel  sostuvo una reunión con el gober Manuel Velasco para entregarle el pliego petitorio que incluye todas y cada una de las demandas de los ¿trabajadores? de la educación mientras los dirigentes locales hacen todo lo posible para que sus colegas les presten atención, o por lo menos pañuelos desechables.

Lo dicho, el liderazgo del sindicalismo educativo atraviesa por una anemia aguda, ni sus mismos dirigentes se ponen de acuerdo, les comen el mandado, los profes y profas les hacen el feo, preocupados además por las sanciones económicas y hasta ceses laborales, algo muy serio para tomarse en cuenta porque con esta crisis la ocasión se pinta calva. Lo mejor de todo esto es que si las negociaciones con el gobierno del estado marchan viento en popa la parálisis educativa que tanto mentaron no se llevará a cabo, porque dejar a miles de niños y jóvenes sin clases cuando el año escolar va a concluir definitivamente causaría, como siempre, daños irreparables para esta generación y las que vienen.

Pero pese a toda esta podredumbre que siempre ha existido en el sindicalismo de cualquier clase, es necesario reconocer que hay maestros y maestras con vocación de servicio esforzándose por cumplir su deber de enseñar por sobre cualquier carencia, así sea en escuelas de láminas y tierra. Justo es para ellos una merecida retribución y reconocimiento.

Ay, libertad!

Aunque la libertad de expresión está intrínsecamente ligada a la libertad de prensa, tiene una diferencia fundamental. Mientras la libertad de prensa se centra en los medios de comunicación y está sometida a los intereses de una empresa, la libertad de expresión es un derecho fundamental de todo ser humano que, desafortunadamente, se confunde con frecuencia, causando muchos problemas y discusiones sin sentido, mientras civiles y periodistas pierden la vida o la libertad por defenderla. Poco que celebrar, mucho que conmemorar.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s