Fichero Político / Angel Mario Ksheratto

El PRD y las decisiones equivocadas

Famosa por su postura radical en el Congreso del Estado, Alejandra Soriano Ruiz, lo es también en su partido, el PRD, de cuya dirigencia estatal se deslinda y dice tener esperanzas que más pronto que tarde, se renueve con verdaderos perredistas y no arribistas, priístas y sabinistas que, a juicio suyo, destruyeron a ese partido.

Pese a todo, la diputada local, afirma que el PRD, sigue siendo un partido “de la gente”, aunque por momentos, destila frustración por la falta de acciones firmes y determinantes que obliguen a los actuales dirigentes, a abandonar un partido que no les pertenece.

Soriano Ruiz es todo lo contrario de lo que a distancia aparenta: Afable e inteligente; razonable y dispuesta a conceder. No es la mujer dogmática y fanática que se presenta en la Tribuna del Congreso. De su partido, dice que es un diagnóstico difícil de elaborar, pero fácil de entender, si se buscan salidas dentro de la militancia.

—El Partido, todavía es un partido de la gente; lo que en lo particular me hace estar dentro del PRD, es la coincidencia con su programa, sus principios y sus estatutos. Coincido con la plataforma, con la propuesta de país que se ha tenido desde su fundación. Esas coincidencias, a muchas y muchos, nos siguen alentando a seguir en sus filas.

—¿De qué gente habla? ¡Ya casi no queda nadie!

—Yo creo que eso no es cierto… Sí tiene gente que como yo, todavía creemos, que llevamos al PRD en el corazón; perredistas de hueso colorado que les ha costado construir al partido. Entendemos, sin embargo, que no podemos tapar el sol con un dedo; está la realidad de mucha gente que se ha decepcionado del PRD y que no cree que sea el partido que enarbole las causas con las cuales se identificó en algún momento. En un ejercicio de autocrítica, reconozco esa realidad.

—¿Qué podría ser rescatable del PRD?

—Su plataforma, sus documentos, pero también, muchos cuadros de hombres y mujeres que todavía están dando la cara por el partido. Hay que reconocer que hay actores políticos que poco responden a la línea política del PRD; muchos están más cercanos al PRI e incluso al PAN, o al pragmatismo llano que a nuestros programas y principios.

—En Chiapas es evidente que el PRD está prácticamente secuestrado por el PRI. Su actual dirigente fue y sigue siendo priísta, ¿qué perspectiva le ve usted a su partido en esas condiciones?

—Vuelvo a la autocrítica: La situación del PRD en Chiapas, es síntoma de lo que se vive en otros estados del país; el profundo control que tienen las corrientes por encima del respeto a nuestra línea política, programa y estatutos, es lo que nos tiene en esta circunstancia. El haber tomado decisiones equivocadas, como la aprobación de Alejandro Gamboa —que venía del Partido Verde— como dirigente estatal y posteriormente, admitir a Luis Raquel Cal y Mayor, del PRI, descompusieron al partido. Haber cedido espacios al gobernador en turno —que era en ese momento Juan Sabines Guerrero— bajo la falsa idea que eso haría crecer al partido, fue contraproducente. Creer que abrir el partido a cuadros externos lo fortalecería, fue un error.

—¿En algún momento se dieron cuenta que esa era la intención del exgobernador Sabines Guerrero?

—Sí, pero ya fue demasiado tarde; fue una realidad que ya no pudimos superar. Cuando levantamos la voz ya era tarde.

—¿En las condiciones en que se encuentra su partido, estaría en condiciones de negociar con el gobierno actual?

—Sí, pero si llegamos a tener en la dirigencia a un verdadero perredista.

—¿Ha llegado el momento en que los verdaderos perredistas le digan a Luis Raquel “Hasta aquí llegaste, vete de la dirigencia del partido”?

—Desafortunadamente, por la serie de errores que se cometieron, se fue legalizando su estadía. Después de la elección presentamos pruebas que muchos cuadros priístas y sabinistas incrustados en el PRD e incluso, cuadros legítimos del PRD, se prestaron a la simulación.

¿Obedecería la postura de Zambrano y la dirigencia nacional perredista a intereses económicos y políticos?

—Esa pregunta la deberían responder ellos, los de la dirigencia nacional; si se antepone la agenda, quizá podamos transitar hacia algunos acuerdos, pero sin renunciar a los principios.

—Entiendo que como fracción del PRD, estarían dispuestos a respaldar algunas propuestas del Ejecutivo.

—Que beneficien a la gente y que coincidan con nuestra agenda, sí.

—Con Sabines, al principio, se fueron de boca y al final, terminaron pataleando contra él…

—Son experiencias. Tenemos que ser muy puntuales con el anterior y el actual gobierno en la transparencia y la rendición de cuentas. Esa postura es irrenunciable. Estar en un acuerdo de coincidencias, no significa declinar en nuestra agenda, porque al final, a todos nos interesa superar temas importantes.

—Aunque hay todavía algunos retrasos en la presente legislatura, supongo que su partido tiene una agenda concreta para todo el periodo.

—Hay una agenda que incluye muchos temas entre éstos, el desarrollo rural sustentable, igualdad de género, una reforma electoral, transparencia y rendición de cuentas, en fin, varios temas definidos.

—Usted proviene de un partido con serios problemas de credibilidad; además, es mujer, lo que debe, para muchos que todavía no están inmersos en temas actuales, constituir un serio obstáculo para crecer en política, ¿le ha costado insertarse en un legislativo en el que persisten vicios, fobias y discriminaciones?

—Sí; sí nos ha costado y más, cuando intentamos hacer las cosas de forma diferente. En Chiapas, lo normal es no decir nada, no opinar sobre nada y aceptar todo lo que te instruyan, sin derecho a usar la razón.

—¿Eso explica, en parte, a la Alejandro Soriano contestataria, protagónica…?

—Creo que cada quien podrá tener la opinión que considere sobre mi persona, siempre que se expresen de manera respetuosa, como creo yo, lo hago desde la Tribuna: con argumentos.

—¿Es usted la única que está en esa corriente?

—Cada quien escoge el estilo con el que quiere trabajar; yo tengo el propio.

 Tarjetero

 *** Por cierto, el Instituto Mexicano de Evaluación, entregará éste viernes el Premio “Tlatoani” a los mejores legisladores del país. Este año toca distinción a los diputados chiapanecos, Neftalí del Toro Guzmán, presidente del Congreso del Estado y la entrevistada de hoy, Alejandra Soriano Ruiz, líder de la fracción parlamentaria del PRD. *** Lo dicho: A Obama le vale un cacahuate la seguridad y el asunto migratorio; viene por lo económico. Ni modos.

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:
>TWITTER: @entiemporealmx
>FACEBOOK: en tiemporeal mx
>PIN DE BLACKBERRY: 28C82437

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s