Donan obras del S. XVIII al Museo Nacional del Virreinato

1_sergioarroyofoto

*Se trata de una escultura de Cristo crucificado, así como tres pinturas alusivas a San Juan Nepomuceno, San Ignacio de Loyola y escenas de la vida de Jesucristo

*Las obras, donadas por la Asociación de Amigos del museo, enriquecerán la colección del MNV y en breve serán integradas a las salas de exposición permanente

Cuatro piezas del siglo XVIII, entre ellas un óleo que se atribuye al pintor Francisco Antonio Vallejo, fueron donadas recientemente al Museo Nacional del Virreinato (MNV) por la Asociación de Amigos de dicho recinto. Las obras enriquecerán la colección y se prevé sean integradas en breve a la exposición permanente del recinto.

Durante la ceremonia de entrega, Sergio Raúl Arroyo, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), agradeció al patronato la donación de las obras, “un signo insoslayable que enriquecerá el acervo y quedará presente en la memoria del museo”. Aseguró, como compromiso, mayor relación y trabajo arduo con las comunidades y con los grupos civiles a lo largo y ancho del país.

Por su parte, la señora Carmen Maza de Del Mazo, presidenta de la Asociación de Amigos del MNV, se refirió a las cuatro piezas dadas al recinto: dos óleos sobre tela y uno sobre lámina, y una escultura de madera policromada con cruz y peana de plata.

Destaca por su composición el óleo sobre tela Escenas de la vida de Cristo —de 99 cm de largo y 69 de ancho— atribuida al pintor Francisco Antonio Vallejo, “pues en ella se representan 23 escenas de la Pasión de Cristo, desde su aprehensión por los soldados romanos hasta su sepultura”, informó Verónica Zaragoza Reyes, investigadora del MNV.

La segunda pintura sobre lienzo se titula San Ignacio tomando el Santo Sacramento. En ella se muestra un pasaje de la vida del fundador de la Compañía de Jesús: San Ignacio de Loyola, revestido con casulla y estola frente a un altar donde ofrece la Eucaristía

Al respecto, la historiadora Verónica Zaragoza indicó que esta pieza es relevante porque los jesuitas fueron los fundadores, en el siglo XVI, del Colegio de San Francisco Javier en Tepotzotlán, Estado de México, mismo que hoy alberga al MNV.

El tercer óleo, San Juan Nepomuceno —de 28.6 cm de largo y 21.5 de ancho—, muestra al santo con sotana, sobrepelliz y capa de armiño con un crucifijo entre las manos y una calavera. “Esta obra, a diferencia de las anteriores, está realizada sobre lámina de cobre y aunque de momento se desconoce el autor, sobresale por su buena factura; las tres obras acrecentarán la colección de pintura del museo integrada por más de 900 obras”, destacó Verónica Zaragoza.

La escultura del siglo XVIII (de 160 cm de largo y 70 de ancho) es una talla en madera policromada de Cristo crucificado; la cruz sobre la que descansa la imagen es de plata repujada y cincelada.

De acuerdo con Karina Xochipilli Rossell Pedraza, restauradora del MNV, todas las obras se encuentran en excelente estado de conservación, y fue uno de los elementos primordiales para la selección al momento de adquirirlas. “Las cuatro estarán resguardadas en el repositorio de colecciones del recinto en lo que se analiza y adecua el guión museográfico de la exposición permanente para incorporarlas a la brevedad”.

En ese sentido, Cecilia Genel Velasco, directora del MNV, mencionó que las obras enriquecerán el acervo general del recinto, de alrededor de 33 mil piezas; quizá se integren a temáticas como la Compañía de Jesús o a la colección de platería, lo cual será definido bajo análisis de catalogación en los próximos meses. Resaltó la importancia de “socializar al Museo Nacional del Virreinato, involucrando a la comunidad y asociaciones civiles en la preservación, cuidado y difusión de la colección”.

Como complemento de la ceremonia de entrega, el museo ofreció la obra teatral Sor Juana y la fineza de actuar. Semblanza sobre algunos aspectos de la vida y obra literaria de la Fénix, bajo la dirección de Carmen Herrera. En esta puesta en escena se ejemplificaron detalles de la vida de la religiosa: sus humores como la cólera y la melancolía, así como sus proezas que la han inmortalizado por más de 300 años, entre ellas la poesía, la música y el teatro. Se abordó también su deseo de conocimiento ante la censura y represión de su época (1648-1695) y cómo pasó sus últimos días de vida

El Museo Nacional del Virreinato se ubica en Plaza Hidalgo no. 99, barrio San Martín Tepotzotlán, Estado de México. Abierto de martes a domingo de 9:00 a 18:00 horas. Admisión: 55 pesos. Entrada gratuita a menores de 13 años, estudiantes, maestros, jubilados y personas mayores de 60 años. Domingos: entrada libre a publico nacional y extranjeros residentes.

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:
>TWITTER: @entiemporealmx
>FACEBOOK: en tiemporeal mx
>PIN DE BLACKBERRY: 28C82437

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s