Confines / José Juan Balcázar

Vil espectadores

La inacción del PRI, del PRD, PT, ya no se diga el PAN y de los otros partiditos, llama la atención ante el activismo de militantes del Verde Ecologista que recorren el estado, sostienen reuniones, forman comités municipales, asumen compromisos, se toman la foto, se promueven en los medios de comunicación y, en fin, hacen campaña abierta fortaleciendo a su partido y construyendo para sí mismos una imagen y un producto que, llegado el momento, les será útil para ganar las elecciones intermedias de 2015.

Quienes piensan que este activismo de legisladores, un alcalde y un fallido titular de Sedepas, miembros del partido en el poder, se trata de una falta de respeto o de una insubordinación hacia el líder natural del Verde, se equivocan, pues la utilidad política se verá en su momento con estructuras aceitadas, comprometidas y ávidas de demostrar en las urnas el surgimiento de una nueva fuerza electoral que obviamente se nutrirá de desprendimientos de los demás partidos, algunos genuino y otros simples oportunismos.

Y mientras los del partido en el poder recorren el estado, municipio por municipio y crean estructuras electorales, los demás partidos duermen el sueño de los justos, no se percatan que están siendo rebasados, se complacen de lo que tienen y le apuestan a una fuerza política que ya no existe, que ha sido menguada desde las elecciones pasadas y que en el futuro sólo experimentará movimientos pero para dar cuenta del abandono de militantes que se irán tras la conveniencia que ofrece el poder en turno.

La estrategia instrumentada para fortalecer al partido en el poder está bien diseñada, al hacer parecer que hay una rebeldía, una actitud insolente, incluso de ingratitud y desafío hacia quien les abrió las puertas para ocupar los cargos que ahora ostentan, pero no es así y los demás partidos deberían ponerse a trabajar, a revisar sus estructuras, de renovar sus liderazgos en todos los niveles y jugar en la misma cancha y con la misma intensidad con que ya lo hacen los que, por lo pronto, están ganando terreno.

–No es que le hayan sacado al parche sino que lo pensaron mejor y los maestros no pasarán de marchar hoy, como cada primero de mayo, pero no irán a paro.

Esa es una buena noticia para la educación en el estado.

Eso quiere decir que se hizo bien el trabajo político con el magisterio y se llegó a un acuerdo que privilegie a la educación.

Muchos se querrán colgar las medallas pero el único que sabe a quién encargó el trabajito, es el gobernador.

¿Para qué hacerse bolas poniendo a uno o a otro como los grandes operadores que conjuraron el paro magisterial?

Quien debe saberlo ya lo sabe.

Lo importante es celebrar que los maestros entraron en razón y no dejarán a los niños chiapanecos sin clases.

Lo importante es que el magisterio chiapaneco no cae en el juego de fuercitas con el poder.

Lo importante es que tampoco se le engorda el caldo a los que cruzan los dedos para que Chiapas se descomponga.

Lo importante es que hay una oportunidad para construir un escenario distinto y caminar sobre terreno seguro en materia educativa.

No puede Chiapas ser siempre el que dé la nota de la descomposición política y socavamiento del poder.

Los chiapanecos se merecen un escenario diferente donde todos converjan en lo sustancial, que es la paz y el desarrollo.

Esto, por supuesto, no se va a lograr con mentiras, con avasallamientos, chantajes o, peor, con traiciones al interior del propio gobierno.

Se logrará a partir del respeto, de honrar los acuerdos, de ponderar el interés del estado por encima de la inquina o ambición particular.

Ojalá lo entiendan los involucrados tanto del gobierno como de las organizaciones, partidos y todos en general.

Quien pretenda sustentar el desarrollo de Chiapas a partir del engaño, de la tomadura de pelo, está equivocado.

A nadie conviene entrar a una dinámica de simulación, de golpeteo bajo la mesa o descalificación a priori.

–A los que le hicieron fuchi al candidato sustituto del PRI a la alcaldía de Villaflores pronto se van a llevar una sorpresa.

Los que lo tiraron a loco, los que se burlaron de él, los que le jugaron la cabeza y le dieron atole con el dedo, se darán topes con la cabeza.

Están muy bien vistos quiénes lo abandonaron a su suerte y apoyaron a otro candidato.

A pesar de ser del mismo partido lo dejaron solo y hasta operaron en su contra.

Todos esos se arrepentirán de haberle hecho mal a la famosa yegua de Villaflores.

Aquí entre nos, la yegua ya tiene en sus manos su nombramiento como delegado federal en el estado.

Y no crea que de una delegacioncita pinchurrienta.

Nel pastel, es de las chonchas, de las que ejercerán muchos millones de pesos en programas sociales.

De seguro en su oficina se verá a más de uno de esos traidores y supuestos compañeros de partido pidiéndole chichi.

Algunos caras de palo hasta se atreverán a plantearle hacer algún negocio o pedirán apoyos para sus organizaciones.

Pa’ que vean cómo dan las vueltas las cosas en esta vida.

Los que no dieron un peso por la yegua como sustituto de Ulises Grajales en Villaflores, ahora hasta le dirán “señor delegado”.

Venga, pues, la primera designación para un chiapaneco en una delegación federal.

Una vez que se haga pública seguramente se irán desgranando las demás delegaciones.

–Hoy se cumple un año del fallecimiento del periodista José López Arévalo, el comandante Pepe López, el kamarrada.

Hace un año falleció a causa de un cáncer que apagó una de las voces más congruentes y críticas de Chiapas.

Pepe López Arévalo ejerció un periodismo que tiraba al arrabal pero no podía desprenderse de su erudición y militancia de izquierda.

Cultivó amistades más allá de la guerrilla, su corazón no distinguía partido a la hora de dar su amistad.

Y era amigo leal, sin que eso impidiera observar, analizar y decir lo que creía, lo que pensaba.

Bohemio, gran lector, excelente cronista de giras noctámbulas, descifrador de misterios de puteros, era ante todo un extraordinario ser humano.

Guerrillero, recluso en Lecumberri, militante y crítico de la izquierda, Lopez obradorista, era creyente de las libertades.

Ateo, íncubo, feligrés de las noches y sus damas, no tenía, como Sabina, más religión que un cuerpo de mujer.

Lesbiano atrapado en el cuerpo de un hombre, como se describía, era defensor de las preferencias sexuales.

Con esas cartas credenciales acudían al bunker y finalmente a la cabañita amigos, amigas, lesbianas, gay, de todo.

No había miramientos ni segregaciones, había respeto hacia todos.

Como habitante de la noche, como fino y divertido analista, se crearon leyendas y mitos de su vida.

No todo era alcohol, no todo era putería, no todo era bohemia, no todo era destrampe.

También era un lector empedernido, un agudo observador de la realidad, un apasionado militante de la izquierda, un buen padre, un gran pero gran amigo.

Hoy ese gran ser humano que forjó un nuevo periodismo en Chiapas cumple un año de haber muerto.

Los que lo conocimos, los que tuvimos el privilegio de caminar juntos, de construir proyectos, de perseguir ilusiones, agradecemos su tiempo.

Los que gozamos de su inteligencia, de su chispa, de su humor y amor a los suyos, agradecemos la oportunidad de tenerlo.

En este primer año de su muerte lo recordamos alegre, discutiendo un libro, comentando una noticia, diciendo salud por la vida.

Por las tardes de cantina, por los días y noches de escribir y hacer el Este Sur, por las giras etílicas, gracias compadre.

Por las inmersiones a la selva Lacandona, por la magia de conversar juntos con el subcomandante Marcos, gracias compadre.

Por las canciones de Joaquín Sabina, por las rolas del General, por Carlos Vives, por Silvio, por Pablo, gracias compadre.

Por los sueños de un proyecto de periodismo que privilegiara a los más jodidos, a los excluidos, gracias compadre.

Y como entonces, tercos, insistentes, empecinados, declaremos, de nuevo, lo mismo: periódico para periodistas.

–Al que se le vio ayer al medio día pidiendo chichi para salvar el pellejo, es al mentado chapitas.

En el café Starbucks de Tuxtla Gutiérrez se le vio casi arrodillarse ante quien, seguramente, en sus tiempos de todo poderoso, miraba con desprecio.

Así son estas cosas de la polaca, los que antes gozaban de poder y dinero, ahora mendigan perdón.

A la misma hora de la escena del  chapitas casi de rodillas suplicando misericordia, otro fantasma del pasado andaba como chucho sin dueño enToks.

Silenio, como se le describe en el libro de Alfredo Palacios, desayunaba pasado las doce del día, íngrimo, apestado al fin.

Son expresiones de los tiempos políticos, de su caducidad y de que nada es para siempre, menos el poder y el dinero.

El chapitas y Silenio, ahora nano en la orfandad, describen la decadencia del poder.

El tiempo y la gente todo lo cobra, una a una las ofensas, los arrebatos, las injurias.

Así que los que están en la mamazón mírense en ese espejo.

–AVISO INOPORTUNO.

Se remiendan leyes, se costuran iniciativas, se confeccionan trajes a la medida y se lava y plancha ajeno. Informes allá enfrente.

RECUERDA: Síguenos en nuestros perfiles de redes sociales, aquí todo el día generamos información oportuna y en tiempo real:
>TWITTER: @entiemporealmx
>FACEBOOK: en tiemporeal mx
>PIN DE BLACKBERRY: 28C82437

 

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s