Impresiones Finales de Resident Evil 6 para Xbox 360

Y entonces llegó Resident Evil 4. Un punto de vista más espectacular, un control más ágil –aunque con el tiempo haya acabado obsoleto- y una clara inclinación por la violencia y los tiros más que por la insinuación. El juego se reinventó y ya no parecía Resident Evil pero ¿le importó a alguien? Se convirtió en un éxito de crítica, con altas ventas, y es uno de los juegos más influyentes de todo el género de la acción en tercera persona. Resident Evil 5 repitió la idea añadiendo el multijugador online, algo que hizo muy divertida la aventura en compañía. Naturalmente, aparecieron las críticas ante la falta de innovación y el evidente alejamiento a los orígenes, a la vez que se convertía en el más exitoso de la saga.

Para Resident Evil 6 Capcom ha buscado un punto intermedio. Es en su mayor parte una continuación de los dos últimos Resident Evil y lo hace sin complejos, escuchando las críticas de los usuarios para cambiar detalles de jugabilidad que necesitaban una revisión urgente, añadiendo los demandados toques de terror, aunque sea de manera ligera. En vista de lo que hemos jugado, que son dos capítulos completos por cada una de las historias, podemos augurar que la sexta entrega será tan querida y rechazada por los seguidores de la saga como RE 5, pues tiene buenas decisiones que recuperan la ambientación tenebrosa y a la vez se apropia de algunos clichés de las superproducciones actuales que no acabarán por gustar a todos.

Como os hemos contado en numerosas impresiones, Resident Evil 6 cuenta tres historias diferentes, tres caminos que se cruzan en determinados momentos. Leon y Helena, Chris y Piers, Jake y Sherry. Cada historia está protagonizada por una pareja, pues como Resident Evil 5, se puede completar en cooperativo –y sería lo más aconsejable- y cuentan con un final propio; para disfrutar plenamente sin embargo habrá que jugar con todos y tener la visión global –al igual que en ocurre con RE 2-. Podemos elegir la historia por la que comenzar, y en total se dice que la duración será mayor que la vista en Resident Evil 5. A esto hay que sumar también el capítulo de Ada –en solitario-, y la existencia de otros modos multijugador. Incluso sin las previsibles historias descargables que no tardarán en anunciarse, el contenido del juego ya parece sobradamente amplio.

En los aspectos generales, debemos decir que nuestra pareja, jugando en solitario, ya no es tan molesta como en el quinto juego. No compartimos objetos, o lo que es lo mismo, cuando encontramos cajas con munición o curas nos las quedamos nosotros, no es necesario empezar a gestionar los recursos. En Resident Evil 5 esto tenía sentido y realismo en dos jugadores, pero jugando con la inteligencia artificial a veces se daban casos de derroche innecesario, por no mencionar que debías hacer de niñera intercambiando armas según el espacio del inventario. En definitiva, en Resident Evil 6 puedes despreocuparte bastante del compañero porque tampoco aparece su vitalidad en pantalla –aunque sí puede morir si recibe muchos daños, algo que en nuestro caso no ha sucedido-. El intercambio de objetos está presente sólo en el cooperativo a pantalla partida.

Kratos regresa a PlayStation 3 el 13 de marzo en God of War: Ascension

La nueva aventura de Kratos llegará a Europa el 13 de marzo del año que viene. Al mismo tiempo, aprovechando este anuncio, la compañía ha desvelado que cuando se lance el juego podremos adquirir dos ediciones especiales distintas.

La primera de ellas será la Collector’s Edition, la cual incluirá una figura de Kratos, una caja metálica, un código para descargar la banda sonora, un tema dinámico de PlayStation 3 y un pack de imágenes de avatar.

Además, los jugadores que se hagan con esta versión disfrutarán del doble de experiencia en el multijugador del juego y el pase de temporada, que dará acceso a todos los contenidos descargables que se lancen para el juego.

Por otro lado, la Edición Especial vendrá en una caja metálica, incluirá la banda sonora descargable, el doble de experiencia en el multijugador, el tema dinámico y el pack de imágenes de avatar.

El OIEA acusa a Irán de duplicar su capacidad para enriquecer uranio

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) asegura que Irán ha duplicado su capacidad para enriquecer uranio en un sitio subterráneo fuertemente fortificado.

Según el organismo de control nuclear de las Naciones Unidas, alrededor de 2.000 centrifugadoras se encuentran instaladas en la planta nuclear, cerca de la ciudad de Qom.

El OIEA también acusó a Irán de obstaculizar los esfuerzos para investigar si otro lugar está siendo utilizado para desarrollar armas nucleares.

Estados Unidos dijo que estaba estudiando de cerca el último informe del OIEA y advirtió que podría agotarse el tiempo para encontrar una solución diplomática a la disputa sobre las intenciones nucleares de Irán.

Irán, mientras tanto, insiste en que su programa nuclear tiene fines pacíficos.

Vivir sin huevos en México

Parte de la crisis se debe a un brote de gripe aviar en Jalisco, el principal estado productor del país, y que obligó a sacrificar unas 10 millones de gallinas.

Pero también es consecuencia de la especulación de algunos distribuidores, reconocen las autoridades. De hecho, el secretario de Economía, Bruno Ferrari, pidió no comprar huevo y ayudar de esta manera a regular el mercado.

Una recomendación difícil de cumplir, pues los mexicanos son los principales consumidores del producto en el mundo, según el Instituto Nacional Avícola.

Así, el aumento de precio ha causado serios problemas en la dieta de muchas familias que están obligadas a sustituir las proteínas del huevo con otros productos.

Nuevas dietas

“En lugar de huevo compro tomate y lo preparo con chorizo, o sirvo sólo frijoles”

Ana Valenzuela, ama de casa

BBC Mundo preguntó a varios habitantes de Ciudad de México cómo han sobrevivido a la crisis del huevo, y la forma como sustituyen el consumo de ese producto.

“Ahora los frijoles en la mañana van sin huevo, a mis niños les doy cereal o sándwiches”, dice Marta Rodríguez, ama de casa. “Antes desayunábamos huevo casi diario”.

Ana Valenzuela, también ama de casa, enfrenta un problema similar. “Está muy caro, antes costaba 19 o 20 pesos (US$1,7) y ahora quieren cobrar 35 o 40 pesos (US$3)”, se queja. “En lugar de huevo compro tomate y lo preparo con chorizo, o sirvo sólo frijoles”.

Otras familias se ven obligadas a reducir el consumo del producto, pues no lo pueden sustituir por completo.

“Sólo compro medio kilo, así le hemos estado haciendo porque todos en casa comemos huevo aunque hemos tratado de sustituirlo con carne o comiendo puro frijol”, explica Gustavo Narváez.

La crisis también afecta a comerciantes como Benjamín Fuentes. “A nosotros nos lo están vendiendo a 35 pesos (US$2,5) el kilo, yo lo vendo a 38 pesos (US$3), no le podemos sacar mucho”, lamenta.

“La gente no está comprando huevo y se ha resentido en lo que vendemos, ahorita se ha estado vendiendo mucho el atún y los cereales”.

Y otros, como Yolando Landeros, han debido enfrentar el enojo de los compradores.

“Lo vendo a 38 pesos el kilo, hay clientes que reclaman pero yo les digo que no es cosa de uno, a mí me lo venden a 35 pesos, saco lo que puedo de ganancia”.

Cárcel

La familia de Marta Rodríguez cambió su desayuno tradicional por la crisis del huevo

Las secretarías de Economía y Agricultura creen que la crisis en el precio del huevo podría terminar en algunas semanas, una vez que los productores afectados por la gripe aviar repueblen las granjas avícolas.

Mientras, el gobierno canceló temporalmente el arancel a la importación del producto y permitir compras masivas en Estados Unidos, Colombia y Centroamérica.

También emprendió una cruzada contra la especulación. Quienes lucren ilegalmente con el huevo podrían ser encarcelados hasta por diez años, n advirtió la gubernamental Procuraduría Federal de la Defensa del Consumidor (Profeco).

El tema se ha vuelto frecuente en las conversaciones cotidianas, las redes sociales y los medios de comunicación. Las bromas no cesan.

Recientemente el conductor de un programa radiofónico contaba al aire que mientras algunos sólo podían comer caviar, “hay presuntuosos que desayunan huevo todos los días”.

Los cinco sentidos de las plantas

 

“Las plantas pueden parecen inertes, pero viven en un mundo muy sensorial”, dijo a BBC Mundo Daniel Chamotivz, director del Centro Manna para la Biociencia de la Plantas en la Universidad de Tel Aviv.

Chamovitz es el autor del libro “Lo que una planta sabe”, en el que el científico reúne investigaciones que revelan un mundo desconocido para muchos.

“La mayoría de la gente se sorprende al saber que las plantas pueden diferenciar entre el rojo y el azul o responden al tacto”, dijo Chamovitz.

¿Puede decirse que las plantas tienen cinco sentidos como los seres humanos?

“Responden a sustancias químicas en el aire, a señales de luz. Sí podemos decir que ven, huelen y responden al tacto, siempre que recordemos que al usar esos términos no estamos diciendo que experimentan el mundo de la misma forma que una persona”.

Luz y tacto

Chamovitz señala que así como los seres humanos tienen fotorreceptores en sus ojos que permiten ver, las plantas tienen sus propios fotoreceptores en hojas y tallos.

Las raíces de maíz crecen en dirección a vibraciones de frecuencias específicas, según científicos en Italia.

Estos receptores les permiten distinguir entre rojo y azul e incluso diferenciar longitudes de onda que nosotros no tenemos la capacidad de distinguir.

“Hay un tipo de fotorreceptor que compartimos. Durante el día, los criptocromos en las células diferencian la luz azul y ultravioleta, usando esta señal para marcar el reloj interno y el ritmo circadiano. En las plantas, este reloj regula muchos procesos, como los movimientos de las hojas y la fotosíntesis”.

Las plantas también habitan un mundo táctil, respondiendo por ejemplo al frío y al calor moderando su uso de agua o su ritmo de crecimiento.

La sensibilidad táctil es evidente en la planta carnívora conocida como Venus atrapamoscas, Dionaea muscipula, que no se cierra ante cualquier estímulo.

“Deben ocurrir al menos dos contactos con los pelos en el interior de la trampa separados por unos 20 segundos. Esto ayuda a asegurar que la presa es del tamaño ideal y no se escapará”.

Chamovitz señala que “el mecanismo por el que la Venus atrapamoscas siente a su presa es similar al que me permite sentir un insecto que sube por mi brazo. En el caso de las personas, receptores de tacto en la piel activan una corriente eléctrica que pasa por los nervios hasta llegar al cerebro que instiga una respuesta. En el caso de la planta, el contacto induce una corriente que se irradia por las hojas, lo que a su vez activa canales de iones en la membrana de las células haciendo que la trampa se cierre, todo en menos de una décima de segundo”.

Vibraciones

Investigadores en Suiza grabaron las vibraciones que emanaban de robles durante una sequía.

Las plantas también pueden detectar sonidos.

Investigadores del Instituto de Ciencias Botánicas en Berna, Suiza, grabaron recientemente vibraciones ultrasónicas que emanaban de pinos y robles durante una sequía, tal vez alertando a otros árboles a prepararse para condiciones de escasez de agua, señaló Chamovitz.

Y Stefano Mancuso, del Laboratorio Internacional de Neurobiología de las Plantas en la Universidad de Florencia, Italia, y sus colegas, están comenzado a aplicar estándares rigurosos al estudio de la audición en estos organismos (Trends in Plant Sciences, vol. 17, p. 323).

“Sus resultados preliminares indican que las raíces de maíz crecen en dirección a vibraciones de frecuencias específicas. Y es más sorprendente aún su constatación de que las raíces mismas también podrían estar emitiendo ondas de sonido”.

El científico también señala que, al igual que nuestras lenguas contienen receptores para distintas moléculas en alimentos, las plantas tienen receptores para moléculas solubles. Y cita el caso de una planta parásita, la cuscuta, que casi no contiene clorofila y huele a sus potenciales victimas.

Primas lejanas

Para Chamovitz, “cuando miramos a una planta debemos verla como una vieja prima lejana. Hace dos mil millones de años las plantas y los humanos evolucionaron de las mismas células. Unas tomaron un camino y otras otro, pero la biología básica es la misma”.

“Pensemos que las plantas están viendo luz, oliendo aromas, distinguen arriba y abajo, e integran toda esta información sin tener un cerebro. ¿Cómo lo hacen? Esta es una de las preguntas increíbles que debemos comprender”

Daniel Chamovitz, Centro Manna para la Biociencia de las Plantas

Entender en mayor profundidad el mundo sensorial de las plantas es además vital para nuestro propio futuro, según el investigador.

“Pensemos que las plantas están viendo luz, oliendo aromas, distinguen arriba y abajo e integran toda esta información sin tener un cerebro. ¿Cómo lo hacen? Esta es una de las preguntas increíbles que debemos comprender”.

Hacerlo es fundamental, según el científico, ya que “toda nuestra vida depende de las plantas”: respiramos el oxigeno liberado por las plantas, nos alimentamos de ellas, nos vestimos con productos obtenidos a partir de ellas, viajamos en vehículos que funcionan con combustibles de plantas fósiles y nos curamos con medicinas derivadas de plantas.

“Y con un mundo que en 2050 tendrá 9.000 millones de habitantes, con menos agua, fertilizante, tierra disponible, menos de todo, ¿cómo vamos a cultivar suficientes plantas para satisfacer nuestras necesidades si no entendemos cómo responden al ambiente que las rodea?”.

Un guante para detectar el cáncer

Cuatro sensores

El guante cuenta con cuatro sensores; un sensor de vibración en la palma, así como acelerómetros y sensores de sonido. Con él los investigadores esperan que los médicos puedan detectar nódulos en el interior del seno, así como otro tipo de lesiones.

“Esto podría ser algo que todos los doctores tuvieran. Notamos que muchas tecnologías están poniendo al médico lejos del paciente, muchos pasan mucho tiempo mirando imágenes, escribiendo notas, en lugar de estar en la cama al lado del paciente”, explicó a BBCMundo , Andrew Bishara, estudiante de medicina de Harvard y uno de los diseñadores del artilugio.

Con el fin de acercar físicamente a médico y paciente, el equipo de Bishara dice haber desarrollado una tecnología para facilitar la diagnosis del cáncer a través de una herramienta que optimizaría el sentido del tacto.

Por el momento, el guante permitiría a los galenos saber si están realizando el examen adecuadamente, si aprietan demasiado o si lo hacen con la orientación adecuada.

Pero el equipo ya trabaja en la incorporación de sistemas de ultrasonido en las puntas de los dedos del guante, para que los doctorespuedan ver el interior del seno mientras lo manipulan.

El sistema todavía está en una fase muy experimental y sus inventores todavía trabajan en un prototipo final antes de iniciar las pruebas clínicas, que estiman darán comienzo el próximo año.

El tricorder de Star trek

Los investigadores esperan que el guante termine luciendo como en esta foto y disponga de más sensores.

A principios de año, les anunciábamos el insólito concurso organizado por la empresa estadounidense Qualcomm, que ofrecía un premio de US$10 millones a aquellos que diseñaran el tricorder, un aparato ficticio utilizado por la tripulación de la serie Star Trek para diagnosticar enfermedades y otros indicadores claves de salud.

“Creemos que la tecnología de sensores está siendo más barata y mejor, más sensitiva. Como resultado en un futuro seremos capaces de incorporar más sensores de los que tenemos ahora, mucho más sensibles”, aseguró Bishara.

Y es que el guante sensor pretende ser más que un artilugio para detectar el cáncer, también se espera que en un futuro sea capaz de diagnosticar otros tipo de lesiones o enfermedades.

Andrew Bishara, junto con sus colegas Elishai Ezrar y Fransiska Hadiwidja trabajan en el guante sensor bajo el sello de la empresa Med Sensation.

enjambres de robots para rescatar corales

La razón de tal proyecto es que la contaminación y las prácticas pesqueras destructivas están dañando las colonias de coral, que tardan décadas en regenerarse.

Corales de agua fría

Estas comunidades de pequeños organismos vivientes habitan comunmente en aguas cálidas en el trópico, pero también sobreviven en las profundidades de las frías aguas del océano Atlántico, en la costa oeste de Escocia.

Cuandos se dañan, submarinistas tratan de reparar el estropicio colocando fragmentos de cemento roto, lo que ayuda a los corales a crecer de nuevo. Pero hacer esto es complicado, ya que estos deben sumergirse a profundidades superiores a los 200 metros.

Sin embargo, con los Coralbots los investigadores esperan que esta labor de reconstrucción sea mucho más eficiente, ya que teóricamente serían capaces de reparar los arrecifes en días o semanas.

El equipo, integrado por un biólogo marino, un científico experto en inteligencia artificial, investigadores en robótica, entre ellos algunos especializados en sistemas de visión, dicen estar tratando de reunir los más de US$2 millones necesarios para llevar a cabo la primera demostración.

Aseguran que si consiguen el dinero, los robots podrían iniciar su primera misión en un año.

Individuos simples

La tarea de reparar corales a grandes profundidades es una tarea complicada para humanos.

En realidad, estos autómatas serían una adaptación de máquinas ya desarrolladas por el Ocean System Lab de la universidad.

Serían unos robots de un metro de largo, con cámaras de video incorporadas, sistemas de procesamiento de imágenes y capacidad para manipular herramientas actuando como un enjambre.

Un enjambre trabaja de forma colectiva y está compuesto por un gran número de individuos simples pero que en grupo pueden llevar a cabo labores bien complejas.

Además de los insectos, otros animales como los pájaros y los peces también actúan en grupo, incluso microorganismos como las bacterias.

“La idea es que la restauración de las barreras de coral podría conseguirse con esta inteligencia de enjambre, lo que nos permitiría aprovechar estos comportamientos cooperativos que vemos en los enjambres de abejas, así como con las termitas y hormigas, que construyen estructuras complejas como panales y nidos”, dijo la bióloga marina Lea-Anne Henry, investigadora a cargo del proyecto.

Según explicó, los robots serán lo suficientemente inteligentes como para navegar y evitar obstáculos.

Como las termitas

El arrecife de coral Mingulay de Escocia fue descubierto en 2003.

“Estamos desarrollando rutinas de reconocimiento inteligente de objetos, aprovechando cientos de fotografías de arrecifes coralinos, para que cada miembro del grupo pueda reconocer los fragmentos de coral y distinguirlos de otros materiales y objetos a tiempo real”, afirmó.

Un experto en inteligencia artificial no vinculado al proyecto asegura que realmente “vale mucho la pena”.

“Creo que tienen muchas posibilidades de ser exitosos”, le dijo a la BBC el profesor noel Sharkey de la Universidad de Sheffield.

“Y es una tarea ideal para robots en grupo. Miren las termitas, una termita sigue una regla simple, empujando una pequeña bola de suciedad hasta que encuentra otra. De este modo terminan construyendo estas enormes torres en las que viven”.

“Lo mismo ocurre aquí, estos robots tendrán pequeñas reglas, e incluso si cada robot es tonto, colectivamente se moverán y harán algo, y al final el arrecife se reparará”.

La importancia del coral

El Fondo Mundial para la Naturaleza dice que un cuarto de la vida marina en el planeta habita en los arrecifes de coral,

En áreas costeras, también proporcionan una importante barrera contra desastres naturales como tormentas, huracanes y tifones.

Se teme que las barreras de coral empiecen a desaparecer dentro de 50 años, y eso no se debería únicamente a prácticas nocivas de pesca, sino a otros factores como el turismo irresponsable y las emisiones de dióxido de carbono (que hacen que el agua del mar sea más ácida), lo que ocasiona la muerte de especies clave de coral.