“Carnavales Zoques” de Tuxtla

El pasado martes 21 de febrero participamos en una plática sobre el Carnaval Zoque de Tuxtla, organizada en el Centro Cultural “Jaime Sabines”, por la Sala Tuxtla del Ayuntamiento Municipal. En este lugar se reunieron pocos cronistas y dos grupos de estudiantes de la especialidad de Historia de la Escuela Normal Superior de Chiapas, es decir alrededor de 65 personas.

Fue notoria la atención que brindaron desde el inicio ya que, tal como comprobé en la etapa de preguntas, una gran mayoría desconoce que existe el Carnaval Zoque de Tuxtla, tomando en cuenta a los tuxtlecos y muchos que no son originarios de nuestra ciudad.

El cronista Roberto Fuentes Cañizales inició platicando acerca del origen a lo que acertadamente llama “Carnaval Comercial”, donde hizo referencia a sus antecedentes europeos y significados. Luego comentó acerca de los principales carnavales comerciales de América, como el de Río de Janeiro y los de México; enfocándose a la derrama económica que se tiene en estas ciudades a causa de su celebración y termina mencionando al realizado en nuestra ciudad.

Lo escrito por otros autores

Mi participación inició comentando la nota publicada en un diario local, que retoma datos del sitio web del Coneculta.

Ese texto fue publicado por Mercedes B. Olivera, en “Danzas y fiestas de Chiapas”. INBA. México. 1974. Mismo que ha sido retomado y publicado en muchos medios de comunicación, durante varios años.

El título de la nota señala: “Recordarán al Carnaval Zoque”, como si éste fuera una ceremonia “In Memoriam”, tal como si ya no existiéramos. Pero el artículo continúa retomando los textos del sitio web, como los siguientes:

“Dentro de las fiestas tradicionales…, figura el Carnaval Zoque, que se celebraba tres días antes de…”, “que consistía en una verdadera fiesta popular: mascaradas, comparsas y danzas rituales ancestrales como el baile de las viejas, el baile de la pluma de guacamaya y el baile de las espuelas (sic)…”, “El baile de las plumas era el característico y auténtico carnaval zoque y en éste participaban hombres vestidos de mujeres…”.

“El Carnaval Zoque de Tuxtla surgió en torno a las festividades católicas. Músicos y danzantes constituyeron el binomio principal…”. “Sin embargo, el grupo étnico de los zoques… ha ido desapareciendo de Tuxtla Gutiérrez. Su lengua, al igual que su vestimenta, cosmovisión, religión, tradiciones, usos y costumbres, desaparecieron también, y con ello el auténtico carnaval zoque”. Con el tiempo este festejo se transformó en el carnaval tuxtleco…”.

Es decir que nosotros, los zoques de Tuxtla, no nos hemos enterado que ya desaparecimos de la faz de la Tierra; por no hacer otros comentarios innecesarios, dada la obviedad de los errores.

Don Braulio Sánchez (+), “Coyatocmó”, edición del autor, 1982. Nos dice que “los hombres vestidos de mujer, son los eunucos del harém del Rey”. Bueno, afortunadamente esto no existió en las culturas mesoamericanas, si no imagínense. Alejandro C. Corzo (+) en “Chiapas: voces desde la danza”. SE. 1ª. Reedición 2004. Señala: “Hace más o menos 40 años, el danzante de la pluma de guacamaya era recibido en las casas por niñas que le ofrecían jícaras llenas con… flor de sospó.

“Actualmente esta gentileza, parte del ritual, ha quedado en el olvido. …En esta danza también intervienen de cinco a ocho hombres vestidos de mujeres, llamados ‘abrecampo’, personajes que se unieron a esta danza durante la época colonial para darle mayor alegría a las fiestas de carnaval…. El carnaval no es un ritual festivo de origen prehispánico, sino que los zoques o mayas, celebraban rituales relacionados con el ciclo anual… Esto se debe a ciertas coincidencias con el calendario solar.

“Los hombres disfrazados de mujeres llamados ‘abrecampo’ probablemente fueron integrados a la danza por los frailes durante la época virreinal, sin que los organizadores de la festividad se percataran de su significado, sin embargo no opusieron objeciones. La ‘vieja’, en las lejanas tradiciones del carnaval europeo, representa a la comadrona…, Por eso a representaban como una mujer vieja que dirigía ceremonias femeninas para favorecer la fecundidad.

“Aunque en el carnaval zoque, los ‘abrecampo’ representan la virilidad al mismo tiempo que la fecundidad, pues en las manos llevan un gancho de palo, símbolo fálico, reproductor de la vida”. En este caso queremos resaltar el notorio desconocimiento de la danza, personajes, épocas, significados, etcétera, por lo que estas explicaciones y definiciones no corresponden a la realidad del Carnaval Zoque de Tuxtla.

Otros “Carnavales Zoques”

Por otra parte, tenemos dos representaciones “tradicionales” del carnaval zoque de Tuxtla. Esto no quiere decir que los danzantes de la Mayordomía Zoque poseamos la verdad absoluta, sino solamente señalamos que este nunca ha sido un baile de barrio, ya que su personaje principal recibe el cargo vitalicio de “maestro baile o primero” al ser “floreado” por la misma Mayordomía. Así que el cargo de “danzante mayor de la Mayordomía” no ha existido.

Conocimos personalmente el trabajo del maestro Adán Palacios en lo que ahora es el Indeporte, y años después participamos junto con los maestros músicos Ramón Chacón, Fernando Alegría, los danzantes Manuel de la Cruz, Marco A. Chatú, Francisco Márquez Valdovinos y otros más en los ensayos en la ermita del Cerrito, en 1991, para rescatar el baile de San Roque; luego de alrededor de 15 a 20 años que se había dejado de bailar.

María del Carmen Palacios señala que el “Carnaval Zoque tradicional del barrio de San Roque” es una tradición que se mantiene viva desde la época de los 70. La historia y la tradición oral señala que los bailes tradicionales de este barrio han sido: “La trenzada de Listón”, ejecutado con la melodía de marimba “Tierra pa’ las macetas”, ya desaparecido, y el “baile de San Roque”, con música de tambor y pito.

De igual manera tenemos al “Carnaval Zoque del ejido Copoya”, iniciado apenas hace cuatro o cinco años con elementos de lo que Roberto Fuentes llama “carnaval comercial” como: Reina del Carnaval Zoque, Pasarela de trajes estilizados, entre otros. Y que cuenta con la “Participación de danzas y música zoque de los municipios de Chiapa de Corzo y Suchiapa”, siendo elementos de la cultura chiapaneca, nos refiere su desconocimiento de los temas tradicionales.

Así que es necesario conocer la historia, simbolismos y sobre todo la diferencia que existe entre una danza tradicional y las representaciones folclóricas de estos mismos, que puede ser realizado en muchos lugares por diferentes grupos de personas. Tizcotá. (Los Zoques de Tuxtla. Año VIII. No.350.29/02/2012).

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s